Las más famosas “manos de Dios”, y la hipocresía inglesa

Al igual que Suárez, grandes jugadores de la historia del fútbol usaron sus manos para gritar sus goles o evitarlos; además, el increíble arrepentimiento de Miroslav Klose y un intento fallido de Paul Scholes

Dicen que los mejores jugadores de fútbol llegan a serlo, además de por su talento, por su gran dedicación y espíritu competitivo que los obliga a ganar en cada oportunidad que se les presenta. Hacer todo lo que está al alcance de ellos para lograr los objetivos es moneda corriente en todos, pero hacer más de lo permitido, es cuestión de solo algunos.

A lo largo de la historia del fútbol, los jugadores han usado sus manos como recurso para sacar ventaja en situaciones extremas, en las que lo reglamentario era inalcanzable, y en otras, en las que estaban dispuestos a pagar las consecuencias por lo realizado.

En el mundial de Sudáfrica 2010, Luis Suárez puso sus manos para sacar una pelota en la línea en el último minuto de juego del alargue en los octavos de final ante Ghana. Él tenía claro en ese momento que era todo lo que podía hacer, y estaba dispuesto a ser juzgado por su acto heroico, para algunos, y de tramposo, para otros. Pagó por lo hecho, se perdió el partido más importante de la selección uruguaya en los últimos 40 años, y fue castigado de “amoral” por quienes seguramente nunca estuvieron en un potrero.

El pasado domingo, en el encuentro entre Liverpool y Mansfield, Suárez fue protagonista de una nueva incidencia que generó polémica. El salteño se llevó puesta la pelota con la mano y ésta terminó en el fondo del arco. Gracias al tanto, los reds ganaron 2-1, y se clasificaron a la siguiente ronda de la FA Cup, pero las acusaciones de tramposo aparecieron nuevamente, sin tener alguna certeza sobre las intenciones que tuvo el delantero de llevarse la pelota con la mano en la jugada.

Pese a ser crucificado por la prensa, el entrenador del equipo perjudicado, Paul Cox, declaró tras el partido: “Si hubiera sido en el otro extremo y uno de nuestros jugadores lo hacía, yo creo que lo habría aceptado. No me sentí engañado”, a lo que agregó: “99 de 100 jugadores hubiesen hecho lo mismo”.

Por una u otra cosa, Suárez ocupa semana a semana las portadas de los medios británicos que, por lo general y al igual que la sociedad, no juzga de la misma manera el accionar de los suyos.

Una de las pocas autocríticas encontradas en la prensa inglesa la hace Andy Withers, de Fox Sports, quien tras una serie de incidencias en las que Paul Scholes, de Manchester United, fue protagonista, declaró: “¿Scholes escapó del castigo, porque se presenta como un "modelo profesional" y un "bastión del juego Inglés"? ¿O simplemente porque su descarado intento de engañar no tuvo éxito? Nos preocupamos por estos incidentes solo cuando el epicentro lo ocupa un extranjero”.

En esa oportunidad el veterano volante de los diablos rojos intentó hacer un gol con la mano ante Zenit por la Champions League, pero el juez se percató, le sacó la segunda amarilla y lo expulsó.

Dos temporadas antes, sacó de la línea una pelota, como Suárez ante los africanos, y fue expulsado correctamente. Tras el encuentro su entrenador, Alex Ferguson, declaró: “El juez podría haber evitado la situación. Pero qué se puede esperar de Phil Dowd (árbitro del encuentro)?". En esta misma nota, The Guardian dice que el jugador reaccionó por instinto.

Jugadores como Maradona, Messi, Agüero, Henry, Raúl, Luis Fabiano, Gilardino, Adriano y el inglés antes mencionado, consagrado como pocos en el fútbol de su país, han demostrado que existen factores en el fútbol que escapan a lo reglamentario y que son parte de este deporte que aún prefiere convivir con estás polémicas. Por lo menos, en esta parte del globo.


Las manos más famosas:


La mano de Dios
En el Mundial de México 86, más exactamente el 22 de junio, Diego Armando Maradona hizo un gol con la mano en un partido ante los ingleses por los cuartos de final en el Estadio Azteca. En ese mismo encuentro se ganó el apodo de barrilete cósmico tras marcar el mejor tanto en la historia de los mundiales. El partido terminó 2-0 y posteriormente argentina fue campeón.

La mano de Dios (Bis)
Lionel Messi, a quien permanentemente comparan con Maradona, hizo un gol bastante parecido al del Pelusa en México 86. La pequeña gran diferencia es que la Pulga lo hizo en un encuentro entre Barcelona y Getafe.

Con el pasaje en la mano
Con 31 equipos clasificados al mundial de Sudáfrica, solo restaba un cupo para completar todos los protagonistas. El mismo se lo dirimían Irlanda y Francia. En los 90 reglamentarios el equipo irlandés se impuso 1-0, pero en el alargue, y cerca del final, Henry acomodó una pelota que se iba afuera con la mano, pasó al medio para Gallas y los blues terminaron viajando al Mundial.

El uno en cien
Paul Cox dijo que 99 de 100 jugadores meterían el gol con la mano como lo hizo Suárez, pero a ese único honesto le podemos poner nombre y apellido: Miroslav Klose. El jugador de Lazio le hizo un tanto con la mano a Napoli, el juez lo convalidó, pero él mismo se encargó de decirle lo que había hecho. El juez retrocedió la jugada y el delantero alemán fue felicitado por todos sus rivales.

Manos anónimas
Raúl en una Champions League, Agüero en un partido de la Liga Española, Adriano y Gilardino en la Liga italiana, Luis Fabiano en un Mundial, Blanco y Bautista en México, son ejemplos de grandes jugadores que usaron ese recurso para sacar alguna especie de ventaja.

La original
En mundial 1978 el delantero de Argentina, Mario Alberto Kempes, sacó una pelota que se metía con su mano, en pleno partido ante Polonia. El choque,  que se encontraba 1-0 a favor de los albicelestes, siguió con el mismo tanteador ya que Ubaldo "Pato" Fillol atajó el penal. El Matador no solo que no vio la roja, sino que además, convirtió su segundo tanto del partido que culminó 2-0.

10 manos famosas en el futbol

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios