Las luces y sombras de Nacional

El partido ante la IASA dejó la satisfacción del triunfo, pero también generó varias dudas


1) Silveira crece y gana en confianza
El 9 tricolor mejora partido a partido y, si bien no anota, se destaca en el ataque. Lucha todas las pelotas y gana varias, se anima a jugar por afuera y a trasladar el balón, como en la jugada del penal que no le cobraron, y también asiste. Ante la IASA le faltó un poco más de confianza para definir en una jugada con Ligüera. De todas formas, fue ovacionado por el público.

2) La sociedad
Fucile y Ramírez
El sector izquierdo fue la salida preferida de los tricolores durante el primer tiempo. Fucile sigue en buen nivel con sus proyecciones personales y formó una buena sociedad con Ramírez. Ambos le ponen velocidad al ataque y si les dejan espacios pueden complicar al lateral de turno. El jugador de la selección saca provecho de sus dos perfiles, pero debe mejorar los centros.

3) arco en cero
La defensa y el arco tricolor pasan por un gran momento al completar 344 minutos sin recibir goles. El último fue ante Wanderers en el Viera. Además, los albos llegaron a cinco victorias seguidas, en una racha que da confianza y que, con los próximos dos partidos en el Parque Central, donde está invicto en el Uruguayo Especial, puede ampliarse aún más.

4) Otálvaro se anima

El lateral colombiano es otro de los que se afirma partido a partido y cuando le dejan espacios para subir lo hace con decisión. Frente a la IASA tuvo mayor participación en el segundo tiempo, con buenas apariciones.

5) El banco:
Ligüera, un comodín
Martín Lasarte sigue sancado gran rédito de Martín Ligüera. Ante Rampla consideró que no era necesario darle minutos, lo recuperó al 100% y frente a la IASA fue clave con su gol y buenas asistencias.

Sombras
1) perdió el medio

Durante un largo tramo del primer tiempo, Sud América le ganó el medio al tricolor. Los dos volantes tricolores, Romero y Arismendi, quedaron en minoría ante los cuatro de la IASA y costó una enormidad recuperar la pelota. Fue el momento más crítico en el partido.

2) Mala salida

Salir jugando desde el arco con los pies necesita máxima concentración y el fondo tricolor falló en una jugada en la que la IASA casi abre el marcador. Sud América presionó la salida, Conde se la dio a Arismendi, lo apretaron y perdió la pelota. El gol le habría costado muy caro al tricolor.

3) Imprecisión
Cuando no está Ligüera, Nacional siente mucho la falta de precisión para habilitar a los delanteros y termina recurriendo al centro al área. Ante la IASA, Viudez tomó el rol de enganche, pero falló en la mayoría de los pases en profundidad para Fernández y Silveira.

4) El último toque
Una situación que se vio mucho en el partido ante la IASA fue la de los atacantes de Nacional demorando el momento justo para patear al arco rival y terminar diluyendo o cerrando mal jugadas en las que el equipo llegaba con cierto peligro.

5) Menos juego
El doble cinco de Arismendi y Romero se destaca por tener más marca que juego con la pelota. Y eso se nota. El eje central ya no es zona de salida como lo era con Munúa, cuando, con Porras, todo pasaba por ahí, lo que obliga a que ahora el juego salga en su mayoría desde las bandas.

Populares de la sección