Las lecciones que dejó Argentina

Tabárez destacó los 30' finales; ¿ante Paraguay se viene cambio de nombres además de sistema?
Enviado a Chile
La experiencia le da un plus a Tabárez. El DT de la selección de Uruguay suele ser muy conceptual en sus conferencias de prensa pero sabe poner un candado cuando no quiere soltar prenda sobre novedades de sus dirigidos.

Ante Jamaica confirmó el equipo un día antes y dijo que no había misterios. Ante Argentina jugó a las escondidas y dio los titulares dos horas antes.

Si bien faltan tres días para el partido con Paraguay, el entrenador dio algunos indicios sobre su conformidad en los últimos 30 partidos con Argentina y pretende lo mismo de su equipo en el duelo crucial ante los guaraníes.

"El partido con Paraguay me lo imagino intenso, pero Paraguay no es Argentina. Cada equipo es una realidad, cada partido tiene su historia. No voy a hacer acá la charla técnica del partido, pero de la última media hora me quedaron muchas cosas que las vinculo con el próximo partido, más allá que sea otro rival. Creo que Argentina es mucho más que Paraguay y Uruguay y quizás todos los equipos del torneo. Cualquier evaluación hay que hacerla a la luz de esta consideración. No quiere decir que la tengamos fácil, en Paraguay hay jugadores de experiencia, delanteros con gol, juego aéreo, combatividad en zona defensiva, mucha velocidad en transiciones. Eso lo mostró en segundo tiempo con Argentina", dijo el técnico celeste en la conferencia post derrota con Argentina.

¿Cómo se pueden traducir esas vinculaciones? En modificaciones tácticas, de nombres y, ante todo, de la predisposición defensiva-ofensiva.

El poderío de ataque de Argentina obligó a Uruguay a cambiar el libreto y retroceder metros, porque intercambiar golpe por golpe a un equipo que se da el lujo de tener a Tevez en el banco sería suicida.

En los últimos 30 minutos Uruguay tuvo dos jugadores con piernas frescas y el recambio evidenció la intención de tener mayor peso ofensivo. El ingreso de Carlos Sánchez y Abel Hernández reorganizó el dibujo, sumó otro hombre en ataque y le dio mayor apertura lateral para retener la pelota.

Con ellos en cancha, Uruguay se animó a cuidar la pelota, dejó de lado los pelotazos frontales y buscó lateralizar un poco sus posesiones en lugar de ser tan vertical.

¿Eso significa que juegan Sánchez y Hernández ante Paraguay? Solo Tabárez conoce esa respuesta. Pero ante todo, Abel hizo méritos como pocas veces antes para ganarse un lugar.

El dilema será quien sale. Lodeiro y Cebolla Rodríguez son claves para el andamiaje colectivo del entrenador, aunque el de Boca tuvo un partido flojo. Arévalo Ríos es insustituible, González jugó ante Argentina como para seguir en el equipo y sacrificar a Cavani sería ilógico si se busca un equipo más ofensivo. Rolan sería quien tendría mayores chances de salir, si el Maestro lleva a la práctica lo dicho ante la prensa.

La modificación también puede ser táctica. El 4-4-1-1 con el que jugó Uruguay ante los albicelestes -por momentos fue 4-5-1 con Rolan como extremo- será parte del pasado ante un equipo se mete atrás y verticaliza sus caminos al gol.

Ramón Díaz, lejos de su juego atildado que lo llevó a ser ídolo en River, entendió la dinámica e identidad del juego paraguayo y confeccionó un equipo gasolero, utilitario y defensivo, lo que llevó al nacimiento de "Ramonaccio", como se llama a su nueva metamorfosis defensiva, con base de catenaccio italiano.

"Ahora tenemos más elementos de juicio para, en ese último partido que nos jugamos la clasificación, aprovechar cosas que se vieron en este", insistió Tabárez.

El DT quiere un Uruguay agresivo, de transiciones rápidas y opciones ofensivas. Para eso deberá resignar un bloque defensivo que no tendrá al mejor, Diego Godín.

Hay algo claro de cara al sábado. Luego de la interrogante del debut ante Jamaica y el duelo de estilos ante Argentina, Uruguay jugará el juego de los parecidos, ante un equipo espejo a la hora de plantarse en la cancha.

Los jugadores lo tienen claro y el DT también. Contra Paraguay será una lucha por pelota y hay que reconvertir el estilo. El juego en modo-Argentina ya no sirve.


Acerca del autor