Las lágrimas del mejor del mundo: Cristiano Ronaldo ganó el Balón de Oro

El portugués fue elegido como el mejor jugador del año; se impuso a Messi y a Ribery

El portugués Cristiano Ronaldo ganó el Balón de Oro 2013, este lunes en Zúrich en la gala de la FIFA, al vencer en la votación final al argentino Lionel Messi y al francés Franck Ribery.

Cristiano Ronaldo ya ganó el Balón de Oro en 2008. En 2009, 2011 y 2012 fue segundo en la votación por detrás Messi, que dominó el trofeo los últimos cuatro años (2009-2012).

Muy emocionado, Ronaldo recibió el trofeo de manos del astro brasileño Pelé y estuvo acompañado en el escenario por su hijo.

El futbolista luso se mostró "muy feliz" y dio las gracias "a todos los compañeros del Real Marid y de la selección portuguesa", recordando también lo duro que había sido recuperar el Balón de Oro.

Con lágrimas en los ojos, CR7 dio las gracias a su familia y a su novia, que también lloraban entre el público y se acordó de su hijo "que es la primera vez que ve a su padre ganar un Balón de Oro".

El delantero portugués también quiso recordar al expresidente sudafricano Nelson Mandela y a su compatriota Eusebio, el mito del fútbol en su país, recientemente fallecidos ambos.

Los dos "fueron muy importantes en mi vida", dijo Ronaldo antes de romper de nuevo a llorar. "Perdón, pero es un momento muy emotivo", acertó a decir entre sollozos.

Uno de los primeros en felicitarle, a través de las redes sociales, fue el capitán del Real Madrid Iker Casillas, quien escribió en Twitter: "Enhorabuena amigo, te lo mereces!!".

El arquero de la selección española acompañó el mensaje con una foto en la que aparecen ambos jugadores abrazándose durante un partido con el Real Madrid.

Cristiano Ronaldo cumplió así con los pronósticos que le daban como vencedor del distinguido galardón, por delante de los otros dos finalistas: Messi, ganador de las últimas cuatro ediciones, y Ribery.

Pese a no habr ganado títulos en 2013, CR7 presentaba una tarjeta de 69 goles, con el Real Madrid y con la selección nacional de Portugal.

Messi, en cambio, se pasó buena parte del año lesionado y Ribery, que ganó todo con el Bayern, no podría rivalizar con Ronaldo a nivel individual.

Todo parecía, además, que favorecía al portugués, sobre todo tras la decisión de la FIFA de prolongar dos semanas más las votaciones para el Balón de Oro (en las que paticipan los seleccionadores y capitanes de todos los equipos nacionales más un grupo de periodistas).

Fueron dos semanas, en noviembre, que coincidieron con las eliminatorias de repesca para el Mundial de Brasil. Tanto Cristiano Ronaldo como Ribery llevaron a sus selecciones a la cita mundialista, pero CR7 impresionó anotando los cuatro tantos que Portugal marcó a Suecia.

Algunos entendieron aquella medida como un intento de la FIFA de resarcirse ante el portugués, quien pocos días antes había visto como el mismísimo presidente de la máxima instancia futbolística, Joseph Blatter, bromeaba sobre él durante una conferencia, al imitarle como si fuese un soldado desfilando, y señalando que prefería a Messi.

Este mismo lunes, antes de la gala, el director de comunicación de la FIFA Walter di Gregorio aseguró que la ampliación no afectó al resultado final de la votación: "Lo que podemos decir es que el resultado de la votación fue inalterable. Lo único que cambió fue la participación que pasó del 50% al 88%".

Este reconocimiento le llega a Ronaldo en un momento de gran madurez, dejando atrás los años en los que se convirtió en uno de los jugadores menos queridos por sus declaraciones egocéntricas y soberbias.

Habrá que ver si este segundo Balón de Oro es un cambio en el panorama futbolístico y si CR7 comienza un reinado como el que ha vivido Messi en los últimos cuatro años.

En año de Mundial como es 2014, la cita brasileña será un elemento importante para determinar el que será el próximo mejor jugador del mundo.


Populares de la sección

Comentarios