Las joyas del futuro

La sub 20 está brindando frutos para el recambio proyectado por el técnico Tabárez

Primero fue la locura por Antonio Pacheco. Después se inició la movida, por llamarle de alguna manera, para hacer regresar al Chino Álvaro Recoba. Curiosamente lo pedían para lo mismo por lo cual antes lo insultaban: Uruguay no tiene un hombre para ejecutar la pelota quieta, argumentaban.

Después fue la locura por Gonzalo Bueno. Que lo tenían que citar, que era un jugador rápido, que los rivales no lo tenían.

Y es más que probable que, a medida que se avecine la fecha de regreso de la selección a las Eliminatorias, los nombres de varios de los jugadores de la actual sub 20 sean pedidos a los cuatro vientos.

En primera línea seguramente estará el nombre de Nicolás López. Es la historia de siempre. Pero el cuerpo técnico de Uruguay tiene claro el panorama.

“Acá costó mucho lograr ciertas cosas. Nos elogiaban hasta no hace mucho el haber logrado un grupo más o menos permanente, ahora se le está elogiando a Argentina, el propio entrenador de Argentina está contento de haber logrado eso, ahora para nosotros eso significa tener un grupo cerrado, entonces todo es según el color del cristal con que se mire, pero nosotros tenemos que hacerle caso al cristal nuestro que es el de creer en las personas, mantener esto como un proceso de trabajo, verlo como una cosa global donde las selecciones juveniles son importantes y van a seguir aportando. Entonces así se hacen las cosas”, expresó el entrenador Oscar Tabárez en su última conferencia de prensa.

El camino es claro. Es evidente que, para el caso que la selección de Juan Verzeri clasifique al Mundial de la categoría, Tabárez respetará los tiempos. Ya pasó con Luis Suárez. El DT lo podía haber llevado a la Copa América de 2007, pero optó por el paso a paso y fue al Mundial sub 20 para ascender la escalera paso a paso.

Vistas las cartas y sabiendo el procedimiento que se sigue para el recambio generacional, donde la primera opción es la selección sub 20, bien vale preguntarse ¿qué jugadores puede aportar el plantel juvenil para el futuro celeste?

El arco

Tabárez realizó una apuesta a un golero para que cubriera una década en el arco celeste. Apuntó a Fernando Muslera y lo respaldó. Por una cuestión de edad y rendimiento tiene golero para dos procesos más. El arco sub 20 fue compartido por Guillermo De Amores y Matías Cubero. Los dos tuvieron fallas. Y el puesto es complejo. El tiempo dirá.

La defensa

Por diferentes circunstancias está en el debe. Los rivales desnudaron problemas y entonces en esa zona lucieron poco. Pero hay nombres a tener en cuenta para el futuro. El capitán Emiliano Velázquez es caudillo en su grupo en una zona del campo donde en la selección mayor, por edad, se producirán cambios con el paso del tiempo. A nadie escapa que Lugano y Scotti tienen determinada edad. Godín se queda y atrás viene Coates.

El otro central es Gastón Silva, conocido por Tabárez ya que realizó todo el camino en las juveniles. Los laterales Guillermo Varela y Gianni Rodríguez rindieron en buena forma.

En el medio

Sebastián Cristóforo está mostrando buen nivel en el Sudamericano. Juega de volante central donde Uruguay reúne hombres grandes y de mil batallas como el Ruso Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Gargano, entre otros. Ahora, por si fuera poco, sumó calidad con Nicolás Lodeiro en el doble cinco.

Para jugar por las bandas en la mayor están Álvaro González, Cristian Rodríguez, Palito Pereira y sumó nuevos nombres como el de Chori Castro.

La sub 20 presentó dos joyas: Diego Rolan y Diego Laxalt.

Rolan fue una tentación de Tabárez para la selección Olímpica. Integró la pre-selección pero finalmente fue desafectado. Por aquello de que subir la escalera paso por paso.

Laxalt sorprendió en el torneo sudamericano jugando por izquierda, una zona donde Uruguay no tiene muchas alternativas. Sin dudas una aparición que genera ilusión para el futuro.

El ataque

Fue la zona del campo más destacada del equipo de Juan Verzeri. Sin dudas la principal figura es Nicolás López, jugador que ya debutó en el primer equipo de la Roma de Italia. Es uno de los mejores jugadores del Sudamericano. Demostró que no le tiembla el pulso de cara al arco. Una joya para el futuro.

El negriazul Rodrigo Aguirre es otro jugador que viene desde abajo y conoce de palmo a palmo cada rincón del complejo celeste y el pensamiento del cuerpo técnico. Tiene condiciones.

Gonzalo Bueno jugó poco pero demostró sus condiciones en Nacional. Deberá pulir muchas cosas. Y Ruben Bentancourt, el pichón de Cavani, es otro jugador a tener en cuenta.

Es obvio que cada jugador será el arquitecto de su propio destino. Todos tienen claro, porque Tabárez lo habló antes de que viajaran, de que la puerta del complejo está abierta.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios