Las imperdibles anécdotas de los amigos de Recoba

Francesco Toldo, Iván Zamorano, Ruben Sosa y Carlos Valderrma compartieron anécdotas y bromas con Álvaro Recoba, a quien acompañaron en el día de su despedida de las canchas
Amico, ¿una foto con el Chino?". El pedido del exarquero Francesco Toldo, en una mezcla de italiano y castellano, marcó el clima de la conferencia, por llamarla de alguna manera, previa al partido despedida de Álvaro Recoba.

Es que más que una comparecencia ante la prensa, fue un encuentro de viejos amigos que no se veían desde hace mucho tiempo y que tenían cargada la batería de recuerdos y anécdotas, y varias bromas, las que fueron compartidas ante los medios presentes.

Para el Chino fue un "orgullo" poder contar con futbolistas con los que compartió vestuarios y otros con los que no, pero con los que se cruzó en alguna cancha o los admiraba.

"Este es un amigo de verdad", dijo sobre Toldo, el arquero que llegó especialmente de Italia con una camiseta 20 de Inter, club en el que ambos coincidieron. "Amigo porque me hiciste tres goles con Venezia", le respondió, entre risas, el golero que sufrió a Recoba antes de jugar juntos.

"No le hice tres goles, en realidad le hice más, tres con Venezia, otros cuando jugaba en Inter contra Fiorentina. En Italia una sola vez hice tres goles en un partido... Por eso lo invité", agregó el Chino.

Tras las risas, el italiano se puso serió para hablar de Recoba. "Creo que el Chino representa un sueño para todos los niños de Uruguay, porque la carrera que ha hecho es una carrera de leyenda en el Calcio. Hizo una gran carrera en Italia y después de retornar a su país, ha vencido. Y él siempre ha sido igual con esa humildad, no es como aquellos jugadores que les cambia la cabeza luego de que hacen una buena carrera. Él debe ser un patrimonio de su país, a todo niño le gustaría hacer la carrera que ha hecho el Chino".

Toldo recordó como jugaba su excompañero. "El Chino, de 90 minutos estaba 80 tranquilo y en 10 minutos hacia un gol de tiro libre o de afuera del área, con una bomba increíble. Le gritábamos, 'Chino corré', y él decía 'no, no, hoy no'", comentó, lo que provocó más risas.

Gracias por la magia

La pelota pasó para Carlos Valderrama, el colombiano que fue invitado especialmente por Recoba. Si bien nunca jugaron juntos, se cruzaron en el Centenario en las Eliminatorias de 1998 y ahí surgió una admiración mutua por sus estilos de juego.

El histórico 10 colombiano señaló que luego de aquel encuentro comenzó a seguir la carrera de Recoba por TV. "Uno sigue a los sudamericanos y ve las posiciones en la que uno juega. Cuando vi un uruguayo que hizo un túnel, dije 'este es de los míos'. Luego tiró un tiro libre y la metió y dije 'sí, este es de los míos'", agregó.

El Pibe también expresó que ambos tenían una característica en común: "Hacer la diferencia cuando tenían el balón". "El Chino cuando la tenía, metía un túnel, un zapatazo, o un pase de gol o tiraba una pared. A veces veo jugadores que corren y se la tiran al contrario. El Chino hacía la diferencia, y uno se enamora de eso jugadores. Yo le doy la gracias por la magia que nos dio a todos los que le gusta el buen fútbol, y le agradezco por la invitación. Uno cuando lo invitan estos eventos viene hasta en bicicleta", señaló.

La charla sumó un nuevo integrante con la llegada del chileno Iván Zamorano, exgoleador de Real Madrid e Inter, quien compartió delantera con Recoba. "Yo hoy juego arriba con el Chino", fue lo primero que dijo.

El homenajeado agradeció su presencia y destacó la ayuda que le dio en aquellos primeros momentos en Italia. "Lo que no me cierra que él tenga tanto pelo. Me da envidia, lo mismo que el Pibe, no puede ser", bromeó.

Sobre el juego de Recoba, "Bam Bam" destacó sus asistencias. "Tenía esa capacidad para poder dejarte solo con el arquero, a pesar de que los arqueros italianos eran difíciles", dijo en referencia a Toldo, quien le festejó con un "bravo". "Marcamos una etapa importante en el Inter, una buena dupla a pesar de que había monstruos del fútbol como Vieri, Ronaldo, Baggio".

Y el último en llegar fue Ruben Sosa, otro exInter, quien vio surgir a Recoba cuando era un juvenil en Danubio y que también lo tuvo en Nacional en los últimos años.

"El Chino no jugaba nada, el hermano jugaba mejor", dijo Sosita para romper el hielo. "Cuando yo empecé, el Chino era un pibe, salimos los dos de Danubio. Y luego vi el Chino en los últimos años esplendorsoso, parecía que tenía 20 años y hacía goles de corner, olímpicos. No le gustaban los de tiro libre, decía 'yo quiero los más difíciles, de corner'", destacó el delantero que abrió las puertas de Inter para muchos uruguayos.

Así comenzó la despedida de Recoba, con el encuentro con sus amigos del fútbol, que ya pasaron a ser amigos de la vida.

Pudimos jugar mucho tiempo juntos y me divertía mucho con él. Uno tenía que tener la capacidad para buscar un espacio y el Chino te ponía la pelota donde él quería". Iván Zamorano el chileno recordó su etapa con recoba en inter de milán

El Chino de 90 minutos estaba 80 minutos tranquilo y en 10 minutos hacia un gol de tiro libre o de afuera del área, con una bomba increíble. Le gritábamos, 'Chino corré', y él decía 'no, no, hoy no'.". Francesco Toldo el golero italiano habló sobre el juego de recoba

Populares de la sección

Acerca del autor