Las duelos calientes en Santiago vienen de lejos

En 1969 se generó el primer encontronazo con los trasandinos
Desde que Uruguay visita a Chile en Santiago, normalmente siempre hubo problemas extrafutbolísticos dentro de la cancha.

Ya en 1969, la primera vez que se enfrentaron por Eliminatorias, luego del el 0-0, los celestes debieron esperar un buen rato dentro de la cancha porque llovían proyectiles.

Pero desde la Copa America de 1983, todo fue mucho peor. Ese año, el partido se convirtió en una batalla dentro de la cancha. Cuando terminó, con el triunfo de Chile 2-0, algunos jugadores intentaron agredir al Pato Aguilera, quien por entonces, era muy joven. Entonces apareció en el túnel Alfredo "Polilla" De los Santos, quien golpeó a un "fotógrafo". Corolario: De los Santos terminó detenido (en plena dictadura) y varios carabineros golpearon a integrantes del plantel cuando se retiraban del estadio.

En 1985, pero por Eliminatorias, la prensa chilena malinterpretó unas palabras del técnico Uruguayo Omar Borrás debido a que días antes hubo un terremoto con víctimas. El DT celeste dijo que era un riesgo jugar allí y entonces el clima en la cancha era insoportable. Cómo sería la cosa que Chile ganaba cómodo 2-0 y le cayó un proyectil en la cabeza al juez del partido, el colombiano Jesús Díaz Palacios, quien luego de algunos minutos de cabildeos con el veedor, dejó continuar el partido. Pocos minutos después, Wilmar Cabrera fue a levantar un corner para los celestes y le pegaron un botellazo en la espalda. Cayó al piso, pero el encuentro no se suspendió.

Ya en 2009, el árbitro argentino Héctor Baldassi no pitó un claro penal para Uruguay en la hora y Tabárez lo increpó.

En 2013, el último enfrentamiento por Eliminatorias, tuvo de todo. Si bien Chile se puso en ventaja temprano, hubo dos penales que el argentino Pitana no cobró y debió expulsar a Luis Suárez, quien por entonces, totalmente sacado, le pegó tremendo puñetazo a Gonzalo Jara en la cara que el juez no vio.

El último antecedente fue lamentable. Fue por la Copa América 2015 y el mismo Jara intentó sacar del partido a Edinson Cavani y lo logró. Le metió el dedo en las nalgas y el delantero enloqueció. Ya tenía amarilla y lo echaron. Al final, fue mal expulsado Jorge Fucile al lado del banco de suplentes celeste y allí protestó el maestro Tabárez, en lo que derivó en cuatro partidos de suspensión, alguno de los cuales cumplió en estas mismas Eliminatorias.
Chile y Uruguay siempre han tenido cosas que contar no solo dentro de la cancha.Siempre hubo batallas en Santiago.