Las dos de Cammarota

El uruguayo ganó las dos carreras del domingo, el brasileño Baptista dominó el sábado

Francisco Cammarota cerró con dos victorias la sexta etapa de la Fórmula 4 Sudamericana, disputada ayer en el autódromo del Polideportivo de Mercedes, Uruguay. Lo acompañaron en el podio el brasileño Bruno Baptista y el también charrúa Adrián Chiribao.

La carrera fue de trámite rápido para Cammarota, pese a que no partió de la mejor manera y que en la largada fue Felipe Ortiz, quien tomó el mando al salir de la primera curva.

Detrás se metieron Pancho y el argentino Agustín Lima Capitao, pero antes de cumplir el primer giro, el albiceleste debió abandonar luego de que el roce con un rival le rompiera la parrilla de suspensión .

Así, al cumplir el primer giro Ortiz lideraba las acciones con una buena diferencia seguido de Cammarota y Baptista, momento en que los comisarios deportivos le mostraron al líder de la prueba una bandera de pase y siga. El brasileño no entendió la señalización y continuó en pista, por lo que fue excluido dos giros más tarde.

Con este panorama, Cammarota solo se preocupó por extender la diferencia como líder del pelotón lo más posible, de manera de asegurarse el triunfo mientras veía por los espejos a un Baptista, al que no lo desesperaba el segundo puesto.

La línea de sentencia encontró al piloto local dueño de su segundo triunfo consecutivo y al brasileño más dueño de la cima del torneo, pero además a un sorprendido Chiribao en el tercer escalón del podio, que se enteró recién en boxes de su condición.

Con seis etapas y 12 carreras disputadas, el campeonato es liderado por Baptista con 221 puntos, seguido por Ortiz con 167, Francisco Cammarota con 109, Nico Muraglia con 88 unidades y Juan Manuel Casella cerrando el top five con 83 puntos.

La primera

Con una andar soberbio, Cammarota se había quedado con una aplastante victoria en la primera carrera de la jornada. Los brasileños Bruno Baptista y Felipe Ortiz completaron el podio.

Pero la mayor noticia en esa mañana de domingo había sido que Baptista, líder del campeonato, no ganó. El paulista largó en primer lugar seguido de Cammarota y un Ortiz que, desde el cuarto cajón de la grilla, se puso rápidamente a la cola del uruguayo. Parecía repetirse la misma historia de todo el fin de semana, con el verdeamarelho en lo más alto del podio; pero en la segunda vuelta todo cambió.

Porque Pancho, que estudió al brasileño durante dos giros –así como los boxeadores se toman los primeros rounds para estudiar al rival–, vio que en el frenaje se acercaba mucho al entonces líder de la prueba y no dudó: estiró la frenada y se mandó por adentro para tomar el mando de la competencia.

El sábado fue del brasileño

En la Carrera 1 del sábado, Baptista largó desde la pole y dominó la competencia desde la primera vuelta sorteando, gracias a su condición de líder, el entrevero de la primera curva donde Cammarota, que largó segundo, mordió la tierra y perdió sus posiciones.

Ese incidente, y sus muy buenos movimientos a la hora de apagarse los semáforos, le permitieron a Ortiz (largó tercero) y a Lima Capitao (largó quinto) avanzar en el clasificador para ponerse a la cola del líder de la prueba.

Ese trencito se consolidó en la punta. Mientras el argentino se mantenía expectante en el tercer lugar, aprendiendo cómo se comportaba el auto en su carrera debut, los dos brasileños no se dieron tregua a lo largo de la competencia.

Porque Baptista era un líder sólido, sí, pero Ortiz había vuelto a ser el de las primeras competencias del año y quería recuperar terreno. Por eso lo buscó por todas partes, intentando en cada hueco birlarle la posición de honor.

Mientras tanto, detrás suyo Cammarota logró recuperarse desde el fondo del pelotón escalando posiciones para trepar hasta el cuarto lugar en una demostración de la paridad reinante entre los autos y que son los pilotos quienes marcan la diferencia.

Así, la bandera a cuadros decretó una nueva victoria de Baptista, seguido por Ortiz y Lima Capitao en el podio. Detrás se ubicaron Cammarota, Diego Muraglia, Adrián Chiribao y Nicolás Muraglia.

La segunda

Distinto de su primer triunfo fue el de la segunda competencia disputada al caer la tarde en Mercedes, donde los locales Adrián Chiribao y Diego Muraglia partieron desde la primera fila.

Pero al llegar a la primera curva, tres pilotos entraron a la par, siendo Felipe Ortiz (que largó quinto y peleaba la punta) y Chiribao quienes más perdieron en perjuicio de Murgalia, Cammarota y Lima Capitao, que se pusieron al frente del pelotón.

El menor de los hermanos Murgalia comenzó a imprimirle un ritmo feroz a la carrera al frente del la fila india siendo tan veloz que era imposible para Pancho darle caza, pero en la quinta vuelta ambos se rozaron en la entrada al tobogán, relegándose Diego al cuarto lugar. (Basado en Prensa Fórmula 4 Sudamericana)


Populares de la sección

Comentarios