Las copas se renuevan

La CSF aprobó varias reformas en sus principales torneos de clubes con el objetivo de "potenciarlos"
Las competiciones internacionales de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) tendrán un aire europeo a partir de 2017, luego de que el Consejo Ejecutivo del órgano rector del fútbol continental aprobara reformas a los sistemas de disputa de los torneos, los que se asemejan a los actuales certámenes que se juegan en el "Viejo Continente".

Luego de una serie de reuniones realizadas en las últimas semanas en las que surgieron distintas propuestas, la Conmebol definió el nuevo formato de la Copa Libertadores, su principal competencia de clubes, y también el de la Copa Sudamericana, los que regirán desde el próximo año.

Ambos torneos se disputarán de forma paralela. La Libertadores irá desde fines de enero y principios de febrero hasta fines de noviembre y principios de diciembre; y la Sudamericana desde marzo hasta diciembre.

Más cupos

El Consejo Ejecutivo de la Conmebol finalmente definió cómo se repartirán los nuevos seis cupos para la Libertadores. En principio se había manejado que iban a ser por invitación, pero eso quedó descartado y las plazas serán asignadas de antemano.

Una de esas será para el campeón de la Sudamericana, mientras que las otras cinco serán distribuidas entre Brasil, que tendrá dos cupos adicionales, Argentina, Colombia y Chile, que tendrán una más cada una.

Con este cambio, en total, serán 44 los clubes que disputarán la nueva Libertadores, seis más que los 38 cupos del viejo formato.

Dura fase previa

La ampliación de participantes lleva a que sean 150 los partidos de la copa que se jugarán en 2017.

La primera fase o fase previa de la Libertadores será más dura que las disputadas hasta el momento, en la que, en una llave a ida y vuelta, el ganador ya se metía en zona de grupo. A partir del próximo año, 16 equipos irán a la "preLibertadores" y solos los cuatro mejores avanzarán a los grupos.

Para eso habrá dos fases clasificatorias de dos rondas de ida y vuelta en la que se jugarán un total de 24 encuentros, hasta que queden los cuatro mejores.

Luego, se jugará la fase de grupos con 32 equipos, de los que 28 llegarán por clasificación directa, cuatro de la fase previa, y lo completarán los campeones de la Libertadores y la Sudamericana anteriores. Serán 96 partidos los que se jueguen en esa instancia.

Después, en la fase final, se jugarán 30 encuentros: octavos de final (16 partidos), cuartos de final (8 partidos), semifinales (4 partidos) y la final (2 partidos), en el formato ida y vuelta.

Sin final única, por ahora

La otra duda que estaba instalada era si la Libertadores iba a tener una final única fijada previamente, como se realiza en los torneos de la UEFA. No será así en 2017, pero la posibilidad queda abierta.

"La idea de una final única es organizar una gran fiesta para celebrar el fútbol y hacer de él un elemento integrador en Sudamérica. Desde el punto de vista deportivo, una plaza pre-definida tiene el atractivo de ofrecer un campo de juego neutral para los finalistas, conservando un elemento de sorpresa, pues siempre existe la posibilidad de que un equipo local logre llegar a la final", comentó Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

De todas formas, el directivo agregó: "Esto requiere de una planificación de primer nivel para garantizar estándares de excelencia en términos de logística, infraestructura, seguridad, movilidad y organización de eventos. También hemos escuchado las preocupaciones de los hinchas y la Conmebol debe trabajar para que haya alternativas de viaje y alojamiento que permitan que toda la pasión de una final de la Copa Libertadores llegue a cualquier ciudad".

Con estas modificaciones, la Conmebol busca "potenciar el fútbol sudamericano". "El calendario anual nos permitirá fomentar la calidad de los torneos locales de cada país y elevar los estándares de las competiciones continentales para ser más competitivos a nivel global", dijo Domínguez.

Las seis plazas


Cuatro beneficiados


De los seis nuevos cupos para la nueva Libertadores , Brasil recibirá dos y pasará a tener siete en total; y Argentina uno para sumar seis. Luego, Colombia y Chile tendrán un cupo más y quedarán en un tercer escalón con cuatro cupos. El otro restante serán para el campeón de la Sudamericana anterior.

Mantienen cupos


En la misma


Uruguay, Perú, Bolivia, Venezuela, Ecuador, Paraguay y México mantienen sus tres plazas como hasta el momento.

La sudamericana

Así se reparten


En la Sudamericana 2017 Brasil pierde dos cupos y tendrá seis, como Argentina. Los demás mantienen sus cuatro plazas. Luego, 10 ingresarán de fase de grupos de Libertadores.

Un club uruguayo más irá a las copas

Con el nuevo formato se determinó que a partir de 2017, ningún club podrá clasificar a ambos torneos continentales. "Este cambio tendrá un impacto anual en Ecuador, Paraguay y Uruguay, dónde los criterios de clasificación actuales permiten que un mismo club clasifique a ambos torneos, ocupando así dos de las plazas totales asignadas a su Asociación para competencias continentales", indicó la Conmebol.

Por contrapartida, "en la práctica, este cambio liberará una plaza en esos países, abriendo la puerta para que en cada uno de esos países un club más participe de las competencias continentales", ageregó la Confederación.

Otra modificación importante del nuevo calendario será que 10 clubes de la Libertadores que no avancen a la fase de octavos de final tendrán la oportunidad de seguir compitiendo en la Copa Sudamericana, algo similar a lo que pasa en Europa con equipos que en la Liga de Campeones no logran avanzar y pasan a reforzar la Liga Europa.

"Esto implicaría un aumento de 10 plazas, compuestas de los 8 mejores terceros de la fase de grupos de la Copa Libertadores, más los dos mejores clubes de la fase pre-clasificatoria, que se sumarían a las 6 plazas de Brasil y Argentina, y a las 4 plazas que cada uno del resto de los ocho países de la Conmebol tendría", se explicó, con respecto a cómo será integrada la nueva Copa Sudamericana.