Las claves: ¿Qué tiene que hacer Peñarol para vencer a Huracán?

En su debut ante Atlético Nacional el equipo fue frágil con la defensa adelantada, pero este martes jugará a lo suyo
Juega en largo, se siente más cómodo cuando contragolpea que cuando propone, tiene ausencias significativas pero también algunas individualidades que pueden desequilibrar. Huracán, el rival de Peñarol esta noche por la segunda fecha del grupo 4 de la Copa Libertadores, está tan necesitado como los aurinegros e intentará recuperar afuera los puntos que perdió en casa en su debut.

El martes pasado, el Globo cayó 2-0 ante Atlético Nacional en el Tomás Adolfo Ducó siendo claramente superado por un gran equipo que pisó firme para demostrar que es el gran candidato a ganar el grupo 4 de la Copa.

Huracán se pareció poco al equipo que el año pasado alcanzó la final de la Copa Sudamericana.

La localía lo llevó a parar una línea defensiva lejos de su área y eso terminó siendo letal ante un equipo con jugadores de gran potencia y velocidad de mitad de cancha en adelante.

Pero este martes (hora 21.45, Estadio Centenario), los dirigidos por Eduardo Domínguez buscarán parecerse a los que el año pasado fueron impenetrables cuando visitaron el Franzini y evitaron que Defensor Sporting le diera vuelta el 1-0 de la ida por cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Huracán, que utiliza un sistema táctico de 4-2-3-1, sale jugando en largo desde el fondo, al igual que Peñarol, por lo que el partido será en principio un intercambio de pelotazos largos y una búsqueda de las segundas pelotas para intentar ofender al otro.

Ahí es clave el rol que ejerce Daniel Montenegro, un armador movedizo que cuando encuentra espacios detrás de los volantes centrales rivales puede hacer daño con su gran capacidad de pase.

El doble cinco Mauro Bogado es el que adelanta la línea de presión y al igual que Montenegro gusta rematar de media distancia no más aparecen espacios liberados en la zona media.

Pero la ausencia de Matías Fritzler (1,79 m) por lesión le quita al equipo poder aéreo para bajar pelotazos. La salida del zaguero Federico Mancinelli (1,81 m) también resiente el juego aéreo del equipo, sobre todo en las pelotas paradas.

Los extremos del quemero se sacrifican para colaborar en defensa por los laterales. Cristian Espinoza –de muy mal partido ante Atlético Nacional– es muy peligroso cuando se lanza al ataque por su potencia y habilidad.

En la banda izquierda se anuncia que jugará el experiente Mariano González y no Ezequiel Miralles. De todas formas, el arma de ambos no es tanto el desborde sino la búsqueda de diagonales.

Ábila, por presencia y capacidad de pivoteo, representa una constante amenaza en el área.

Pero las ausencias determinan que el equipo llegue debilitado y aún lejos de su nivel de 2015.

Las cifras

1,75 Metros. Es el promedio de altura del probable equipo de Huracán que perdió altura con las salidas de Federico Mancinelli y Matías Fritzler. El promedio de altura de los 10 de campo de Peñarol es de 1,80 m. Sensible diferencia.
175 Pases. Ambos equipos se vieron dominados en la posesión de pelota en sus primeros partidos. Ante Atlético Naciona, Huracán intentó 175 pases contra 321 de su rival mientras que Peñarol intentó 210 contra 403 de Sporting Cristal.
1-1 Clásico. El sábado, Huracán le empató en el tiempo agregado a San Lorenzo 1-1 con gol de Wanchope Ábila. El equipo jugaba con 10 por la expulsión del uruguayo Risso a los 85'.
5 Partidos oficiales. Son los que lleva el quemero en 2016: solo le ganó a Caracas, empató con San Lorenzo y perdió tres (Caracas, Rafaela y A. Nacional).

El plantel

Completan el plantel Matías Giordano (golero), Luca Sosa, Lucas Merolla (defensas), Matías Juarez, Alejandro Romero Gamarra (volantes), Ezequiel Miralles, Lucas Chacana y Tomás Molina (delanteros). Está suspendido Federico Mancinelli y en sanidad Martín Nervo, Patricio Toranzo, Diego Mendoza y Matías Fritzler.

La hinchada

Peñarol le dio al equipo argentino 2.700 entradas. Las mismas se venden hoy desde la hora 10 a las 20 en la puerta 24 del Estadio Centenario. El año pasado fueron 3.000 los espectadores que coparon todo el sector visitante del Franzini haciendo que su equipo se sintiera locatario. Aquella vez empataron 0-0 y clasificaron a semis de la Sudamericana.

Los antecedentes

El 11 de setiembre de 1974, Peñarol y Huracán se enfrentaron por primera vez en el Centenario. Empataron 1-1 en el primer grupo semifinal que también integró Independiente, que avanzó a la final. Ramón Silva hizo el gol de Peñarol y Omar Larrosa el de Huracán. La revancha fue aurinegra: 3-0 con goles de Fernando Morena.


Populares de la sección

Acerca del autor