Las claves para mirar Wimbledon

Djokovic, Murray, Federer y Nadal vuelven a jugar el mismo torneo por primera vez en un año. ¿Qué suerte deparó el sorteo? ¿Qué puede pasar con el ranking? Todo lo que hay que saber para seguir el torneo en La Catedral

Con Roger Federer en ascenso y motivado por hacer historia, Novak Djokovic con sed de revancha, Andy Murray recuperado y Rafael Nadal sin nada por perder, comenzará mañana el torneo de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada tenística.

Será la primera vez en un año que un torneo reúna a los cuatro mejores tenistas de los últimos años. La última vez fue la edición 2012 de Wimbledon donde Rafael Nadal se lesionó y estuvo ocho meses afuera de los circuitos.

En la presente temporada todavía no habían coincidido en un mismo torneo.

El sorteo, que se realizó el viernes, puso del mismo lado del cuadro a Nadal, Federer y Murray.

Nadal puede chocar con Federer en cuartos de final y con Murray (o Jo-Wilfried Tsonga) en semis.

Del otro lado aparece Djokovic con un posible cruce en cuartos con Tomas Berdych y otro con David Ferrer en semifinales, aunque el español podría medirse en cuartos con el argentino Juan Martín Del Potro.

El sorteo fue más benévolo con Djokovic, número uno del mundo con amplia diferencia, que llegará a Wimbledon tras quedar afuera en semis de Roland Garros y con la espina que le dejó Federer el año pasado en territorio inglés (lo eliminó en semis y le arrebató el número uno).

Será esta la octava participación de Nole en Wimbledon donde fue tres veces semifinalista y una vez campeón, en 2011.

Federer y Murray vienen de ganar dos de los torneos de preparación sobre la superficie donde se juega Wimbledon (césped). El suizo triunfó en Halle y Murray en Queen’s.

Ambos definieron el torneo del año pasado (ganó Federer en cuatro sets) y poco después jugaron en el mismo escenario la final de los Juegos Olímpicos de Londres. Ahí el escocés se tomó revancha en tres sets ganando la medalla dorada.

Federer tiene los motivos más pesados para ser considerado el favorito. Wimbledon es su torneo. No falta desde 1999, ganó siete veces, solo perdió una final (con Nadal en 2008) y si gana por octava vez emulará a Rafa y sus ocho conquistas en Roland Garros.

Murray es de temer. En el US Open 2012 ya demostró que puede ganar Grandes. Y en los Juegos Olímpicos, que puede triunfar en el césped sagrado.   

El escocés, al igual que Djokovic, debutó en el torneo en 2005 accediendo a la tercer ronda. En siete presencias (solo faltó en 2007), llegó a tres semifinales y a la final del año pasado.

La incógnita de su forma física, una lesión de espalda le hizo perder la recta final de la temporada de polvo de ladrillo incluido Roland Garros, quedó despejada con la obtención del título en Queen’s.  

Los 2.000 puntos en el ranking que defiende Federer, los 1.200 de Murray y los 720 de Djokovic tendrán un peso adicional a lo largo del certamen.

Tanto que si Nadal llega a ser campeón y Murray y Federer dejan unidades por el camino, el español puede saltar del número cinco al dos tras el torneo.

Djokovic, por ahora, tiene una ventaja tan amplia que ni aún perdiendo en primera ronda dejará de ser el número uno. Gane quien gane.

Por esta razón es que Rafa no tiene nada que perder. En Wimbledon ni en lo que queda de la temporada.

El español debutó en 2003 en La Catedral alcanzando ya la tercera ronda.

En 2006 y 2007 perdió con Federer las finales desquitándose en 2008, uno de sus años mágicos.

Faltó en 2009 por lesión. Volvió en 2010 y venció a Tomas Berdych. En 2011 lo destronó Djokovic y el año pasado, su rodillo no aguantó más allá de la segunda ronda donde el checo Lukas Rosol lo sacó para afuera.

Su principal enemigo, según él mismo afirmó, será el césped: “Es quizás la superficie más complicada para mi rodilla. Las posiciones que hay que adoptar en la pista son muy bajas, de mucha flexión y allí es dónde más siento la rodilla”. 

Hasta ahora es, por lejos, el mejor jugador de la temporada: jugó nueve torneos y ganó siete.

Entremedio de Nadal y el top 3 se filtró Ferrer que en 10 participaciones en Wimbledon solo llegó una vez a cuartos, el año pasado.

Después de este torneo, Nadal dejará definitivamente atrás a Ferrer en el ranking. E irá en busca de algo más.



Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios