Las canchas hacen agua

Las copiosas lluvias atrasaron el normal crecimiento del césped en varios estadios

El inicio del torneo Apertura estaba programado para el 18 de agosto. Después se postergó para el 25. El domingo último se sorteó el calendario. Sin embargo, ayer hasta la hora 18 no se sabía dónde se iban a jugar los partidos entre Central Español-El Tanque Sisley y Cerro-Progreso. No había canchas disponibles, aunque el campeonato anterior terminó el 3 de junio, hace más de dos meses.

La intensa lluvia que cayó en las últimas semanas en Montevideo retrasó el resembrado de las canchas del Parque Palermo y del Luis Tróccoli (donde deberían jugarse esos encuentros), de acuerdo a las versiones de los dirigentes.

Gerardo Sotelo, presidente de Central, dijo a El Observador que “la lluvia retrasó el crecimiento del césped. En realidad, la cancha está habilitada para jugar, pero la queremos cuidar porque le faltan 20 días y en la próxima fecha somos visitantes contra Juventud y frente a Nacional jugaremos en el Centenario”.

Otra fuente de la institución palermitana expresó que primero se sembró y después de un mes sin utilizarla se resembró, pero el agua barrió con todo.

Por su parte, el dirigente de Cerro, Lorenzo Bottini, admitió que la cancha del Tróccoli “está bien”, pero “no pudimos hacer los últimos dos cortes porque se encharcó el agua y no podemos meter el tractor”.

De acuerdo al integrante de la comisión de fútbol de los albicelestes, “con tres días como el de hoy (ayer, que el sol asomó con ganas) estará bien; nos mató la lluvia”.

Bottini reconoció que el primer sembrado fue el 10 de julio, apenas asumió la nueva directiva, pero “lleva un proceso de dos o tres cortes. Habíamos calculado que iba a estar pronta para el comienzo del Apertura”.

Cerro pidió para jugar esta fecha en el Parque Capurro, pero “la Policía no aceptó”. Luego, “tratamos de cambiar los derechos de locatario con Progreso, pero el Paladino tampoco está en condiciones”, dijo Bottini.

El dirigente dijo que además del campo de juego, se están arreglando los vestuarios del Tróccoli, se puso agua caliente, y se está acondicionando la tribuna Brasil porque “en la quinta fecha jugamos contra Nacional y queremos hacerlo en el Tróccoli. Esta directiva está decidida a jugar contra los grandes en nuestro estadio”.

El Paladino se tiene que sembrar, se van a cambiar los tejidos y se hará nuevo el vestuario para el locatario y los jueces, informó el presidente de los gauchos, Eusebio Javier. El dirigente indicó que lo podrán utilizar recién en dos meses y mientras tanto, actuarán de locales en el Olímpico.

El sábado empieza el fútbol uruguayo. Literalmente. 

El Centenario está bien
El técnico de la selección, Óscar Tabárez, solicitó si era posible que no se jugara en el Centenario el fin de semana previo al partido contra Ecuador (jueves 11 de setiembre) para preservar la cancha. El ingeniero Salvador Invernizzi dijo ayer a El Observador “que mal no vendría” que no hubiera fútbol, pero que “en esta época el campo se recupera rápido”. Agregó que el Estadio se sembró antes del partido de la selección olímpica contra Panamá (disputado el 15 de julio) y que el piso “se encuentra bien”.   Si no se suspende la tercera fecha del Apertura, se jugarían 4 partidos antes de que juegue la selección. 

2.000 dólares
Es lo que costó el sembrado y resembrado del Palermo entre la semilla, los camiones de arena, la maquinaria y la mano de obra.


Populares de la sección

Comentarios