Lanús le metió cinco a Belgrano y será rival de Defensor

Los fechas previstas son el jueves 24 en Buenos Aires y el jueves 1º de octubre en Montevideo
Lanús de Argentina venció 5-1 a Belgrano de Córdoba y tras el empate 1-1 de ida clasificó a octavos de final de la Copa Sudamericana, donde será rival de Defensor Sporting.

Aunque aún no están confirmadas las fechas por la Conmebol, lo más probable es que los enfrentamientos sean el jueves 24 en Buenos Aires y el jueves 1º de octubre en Montevideo.

El marcador lo abrió Nicolás Aguirre a los 2 minutos mediante tiro penal ejecutado con precisión quirúrgica junto a un poste y aumentó con tiro rasante Diego Braghieri, a los 40. El tercero fue gol en contra de Guillermo Farré en desafortunado rebote, a los 61. Descontó Jorge Velázquez, a los 68.

Incrementó la cuenta con un golazo por remate exquisito del paraguayo Miguel Almirón, a los 78, y cerró en una escapada a toda carrera Gonzalo Di Renzo, a los 90+1.

El partido se jugó en el estadio lanusense La Fortaleza ante unos 14.000 aficionados. Belgrano sufrió la expulsión de su arquero Pablo Heredia a los 19 segundos del partido, por juego brusco, en una acción que derivó en el remate desde los doce pasos.

Defensor Sporting se clasificó al eliminar a Universitario de Perú. Belgrano jugaba la Copa por segunda vez en su historia. Lanús fue campeón de la Sudamericana en 2013, al vencer en la final a Ponte Preta de Brasil.

El 'Pirata' cordobés vivió la peor pesadilla que podía imaginar cuando el reloj marcaba 19 segundos de juego. El paraguayo Víctor Ayala, defensor de 'El Granate', rechazó alto y lejos. La pelota cayó a espaldas del central Claudio 'Chiqui' Pérez, asediado por Sergio González.

Pérez perdió pie y el control del balón. González lo capturó y entró al área a toda velocidad. El arquero Pablo Heredia se arrojó a sus pies pero lo golpeó con violencia extrema. Penal, expulsión y gol de Nicolás Aguirre. Un golpe helado en el corazón de los belgranenses.

El equipo celeste de Córdoba no recobró más la templanza con la que encaraba esta difícil revancha. Quedó desencajado, vacío, como un boxeador 'groggy'. Entró el juvenil guardameta Lucas Acosta en lugar del volante Lucas Parodi y empezó a evitar una goleada peor.


Populares de la sección