La vuelta de Nacho obliga a cambiar el sistema

La Justicia habilitó a los sancionados; Nacho González y Arismendi se meten en el equipo del jueves ante Newell’s

El técnico de Nacional estaba armando el rompecabezas para enfrentar el jueves a Newell’s Old Boys por la Libertadores, con todas las dificultades que habían promovido los últimos pobres rendimientos individuales y colectivos de su equipo, sumado a la baja por lesión de Álvaro Recoba, cuando una llamada ayer al mediodía del delegado Alejandro Balbi a Gerardo Pelusso alivió al entrenador porque podrá contar en Argentina con los futbolistas Ignacio “Nacho” González, Diego Arismendi y Santiago “Morro” García.

Esto sucede porque la Justicia determinó que los tres futbolistas pueden salir del país.

Debido a ello, el técnico trabajará hoy en cancha con el equipo que enfrentará a los rosarinos por el grupo 6 de la Copa Bridgestone Libertadores, pero está claro que el equipo titular gana dos jugadores: Arismendi, junto a Nicolás Prieto en la contención en el mediocampo, e Ignacio González con el peruano Rinaldo Cruzado.

El equipo
Con estas modificaciones, la nueva estructura del equipo tricolor presentará a dos volantes de marca, dos volantes de creación y dos delanteros.

Días atrás, cuando no se vislumbraba la posibilidad de que los jugadores fueran autorizados a jugar en el exterior y que no pueden actuar en Uruguay hasta el 23 de marzo, el técnico Pelusso dijo que esperaba con expectativa el día que pudiera contar con la dupla Cruzado-González, porque entiende que, por la calidad de ambos, van a potenciar futbolísticamente al equipo.

Eso por lo que el entrenador esperaba hasta fines de marzo, podrá comenzar a plasmarlo el jueves en la cancha de Newell’s. Nacho González aporta su valor agregado al buen manejo de balón que ya mostró el peruano, que se transformó en el generador de fútbol de su equipo.

Con Nacho González y Arismendi en el equipo, ahora Pelusso debe resolver qué hará en el lateral derecho y en la defensa, lugares en los que tiene problemas.
El equipo con el que el técnico puede comenzar a trabajar hoy de cara al jueves: Gustavo Munúa; Pablo Álvarez/Gonzalo de los Santos/Jonathan Píriz, Andrés Scotti, Ismael Benegas, Juan Manuel Díaz; Arismendi, Nicolás Prieto, Cruzado, Nacho González; Renato César e Iván Alonso. Nacho González juega con el número 10, Arismendi con el 8 y Morro García con el 23.

La decisión de la Justicia
Balbi fue notificado ayer al mediodía que los cuatro futbolistas del actual plantel que en enero participaron en los incidentes del clásico –que fueron procesados sin prisión por la Justicia, imposibilitados de ingresar a espectáculos deportivos en Uruguay por 60 días e impedidos de viajar al exterior por decisión del fiscal que atiende la causa– quedaron habilitados a salir del país para jugar el jueves ante Newell’s y el 11 de marzo frente a Atlético Nacional de Medellín, en Colombia.

Esta iniciativa prosperó a partir de las actuaciones de Balbi, que solicitó a la Justicia la habilitación para que los jugadores sancionados pudieran salir del país. En su momento, tras el pedido del delegado tricolor, la jueza Blanca Rieiro autorizó a los futbolistas a viajar, pero el fiscal Gustavo Zubía apeló la decisión el pasado martes que llegó finalmente el jueves a Apelaciones. Habitualmente el expediente demora entre 24 y 48 horas en llegar al tribunal, por lo tanto, Apelaciones, que se expidió ayer, resolvió antes de las 48 horas, lo que demuestra inusitada celeridad debido a que los fallos suelen demorar meses en la órbitra del Tribunal de Apelaciones penal.

Esta decisión de la Justicia, que fue bien recibida por el técnico Pelusso, despeja el camino para los futbolistas de Peñarol (ver página 5). También fueron procesados en enero Darwin Torres, el lateral izquierdo de Nacional que no fue incluido en la lista de buena fe de la Libertadores pero continúa en el plantel albo, y el golero Leonardo Burián, que ya no juega en el club.


Populares de la sección

Comentarios