La violencia pudo con el fútbol playa

El Ministerio de Deporte había anunciado que en caso de tener una final Peñarol – Nacional, no se jugaría. Sin embargo, no se llegó a tal situación porque la violencia le ganó al partido del “Bolso”

Hubo incidentes en el partido entre Nacional y Terremoto que se disputaba en el estadio Arenas del Plata ubicado en la playa Pocitos. El árbitro debió suspender el encuentro porque las condiciones no estaban dadas para continuar con el mismo.

El equipo tricolor ganaba 2-0 y con ese resultado pasaba a la final, que hipotéticamente sería ante Peñarol, pero no se jugaría por resolución del Ministerio de Deporte. El partido se puso 2-1 y el autor del gol de Terremoto festejó su anotación. Los hinchas de Nacional se enfadaron por el festejo y comenzaron los problemas.

Los parciales del bolso bajaron de la tribuna y comenzaron a romper los carteles que rodean la cancha. Según Alfredo Salaberry, capitán de Terremoto que dialogó con Sergio Gorzy en el programa radial ¿Usted qué opina?, los hinchas de Nacional hasta intentaron “tirar abajo la tribuna”.

Salaberry continuó con su relato y detalló que los hinchas de Terremoto buscaron defender al autor del gol, por lo que el clima se volvió cada vez más tenso entre las dos parcialidades. El propio jugador salió del terreno de juego para calmar los ánimos y los árbitros, al suspender el encuentro, le dijeron que descalificaban a los dos equipos por salir de la cancha.


Populares de la sección

Comentarios