La vigencia de un estilo

Dirigido desde 1996 por Popovich y con un promedio de edad de 28,3 años, San Antonio Spurs es nuevamente finalista de la NBA

San Antonio Spurs es inoxidable. Como Gregg Popovich, Tim Duncan o Manu Ginóbili. La legión veterana de la NBA barrió a Memphis Grizzlies y es nuevamente finalista del mejor  torneo de básquetbol del mundo.

El 4-0 ante Memphis se consumó el martes con el triunfo de 93-86 con 37 puntos de Tony Parker.

El base francés también había sido clave en los dos primeros partidos con 20 puntos en el 105-83 que abrió la serie y 18 asistencias en el segundo juego (93-89).

“Desde el año pasado, le prometí a Tim (Duncan) que volveríamos a las Finales y tendríamos la oportunidad de luchar por un nuevo título”, declaró Parker, de 31 años.

El año pasado, en esta misma instancia, los Spurs cayeron 4-2 ante los explosivos Oklahoma City Thunder.

En el tercer juego de la serie ante Memphis, Parker cedió el protagonismo al enorme Tim Duncan, con 24 puntos. Los Spurs vencieron 104-93. 

El segundo y el tercer partido se decidieron en alargue y Duncan se encargó de liderar el goleo de su equipo.

El entrenador Gregg Popovich dijo al respecto: “Eso es por lo que se le considera tan grande como lo ha sido durante los últimos 17 años”.

Popovich llegó al club en 1996 y no pudo torcer entonces la peor racha en la historia del club: 20 victorias y 62 derrotas que lo dejaron afuera de los playoffs.

Pero a la temporada siguiente (1997-1998) llegó Duncan y junto con David Robinson conformaron una dupla letal debajo de las tablas.

Con las Torres Gemelas (2,11 metros Duncan, 2,16 m Robinson), San Antonio ganó el primer título de su historia en 1999 al vencer 4-1 a New York Knicks.

Parker y Ginóbili son jugadores de la segunda generación   ganadora de los Spurs.

El francés llegó en 2001 y el ayuda base argentino en 2002.

Junto a Duncan volvieron a ganar el título en 2003, 2005 y 2007.

En esa última ocasión barrieron 4-0 a Cleveland Cavaliers, liderados por LeBron James.

LeBron, ahora en Miami Heat –actual bicampeón del certamen–, puede ser el rival en la final. Aunque el equipo la tiene complicada en la serie final de la Conferencia Este que iguala 2-2 ante Indiana Pacers.

Las edades de Duncan (36), Ginóbili (35) y Parker (31) elevan el promedio de edad del equipo a 28,3 años. Tal vez por eso se pensó que a San Antonio no le iba a dar la nafta para llegar otra vez a una final.

Nada más desacertado. No solo lo puede decir Memphis sino los Lakers que también fueron barridos 4-0 o los entusiastas Golden State Warriors que pese a la capacidad triplera de Stephen Curry (promedió 22,5 puntos ante los Spurs y en el primer partido les metió 44) sucumbieron 4-2.

Es en la experiencia de sus figuras y en su condición invicta en eso de jugar finales que San Antonio sueña con volver a repartir anillos entre sus jugadores.   

Tony Parker, el cerebro

Llegó al equipo en 2001 y ganó tres veces el campeonato. Atraviesa una de sus mejores temporadas en la NBA donde incluso fue candidato a ganar el MVP del torneo. Integró el equipo de las estrellas y fue nombrado como el mejor jugador de enero. Tiene un promedio de 20,3 puntos en la temporada y 7,6 en asistencias. Su mejor partido en la semifinal ante Memphis fue el segundo: metió 37 puntos.   

Manu Ginóbili, el alma

Desembarcó en la NBA en 2002 y ganó tres veces el título. Lejos de los 19,5 puntos que promedió en la temporada 2007-2008, Manu anda por las 11,8 unidades por juego. Pero es uno de esos jugadores que siempre aparece cuando el equipo más lo necesita. En el tercer juego de la serie ante Memphis apareció con 19 puntos, en su mejor producción en las semifinales. 


Populares de la sección

Comentarios