La vida en el lateral izquierdo de Nacional

Antes de Alfonso Espino y Mathías Olivera, productos de la cantera, pasó de todo en el puesto
El mexicano Gilberto Jiménez era amigo de Sebastián Abreu; habían jugado juntos en Cruz Azul. Hugo De León también conocía a Jiménez de su pasaje como técnico de Monterrey en los primeros meses de 2004. Así, con esas recomendaciones, el lateral izquierdo azteca se sumó, en setiembre de 2004, al plantel principal de Nacional. "No vine a pasear", dijo Jiménez en declaraciones publicadas por la agencia EFE. En noviembre de ese año rescindió el contrato después de haber actuado apenas un minuto con la camiseta tricolor; fue en el clásico del Apertura en el que sustituyó a Ignacio La Luz, uno de los pocos marcadores de punta zurdos que surgieron en mucho tiempo en el club. El pasaje de Jiménez resultó fugaz y muchos hinchas ni deben recordarlo.

La presencia actual de Alfonso Espino (24 años) y Mathías Olivera (18 años), productos genuinos de la cantera tricolor, que compiten por un puesto en el equipo de Gustavo Munúa, amerita un repaso por los tantos laterales izquierdos que pasaron por el plantel, muchos de ellos con pena y sin gloria.

El recorrido comenzó en 2001 cuando se fue Federico Bergara, el dueño del puesto desde 1998. Para sustituirlo llegó en julio de aquel año el argentino Raúl Cardozo, de 33 años, y una carrera importante. Se le recuerda un gol a Flamengo y poco más.

En 2002, cuando Daniel Carreño no jugó con línea de tres, improvisó en el lateral zurdo al zaguero Daniel Leites. Ese año también apareció La Luz en Primera, ambos de las formativas. Y cuando no estuvo ninguno de ellos, incluso llegó a marcar la punta el delantero Heberley Sosa.

Al año siguiente Carreño pidió la contratación de Claudio Dadomo, al que conocía de Wanderers. Empezó el campeonato jugando, pero terminó compartiendo el lugar con Wesley Fernándes, un brasileño que Nacional contrató del Iraty Sport Club de Paraná.

Fue Santiago Ostolaza en 2004 el que ubicó a Adrián Romero, llegado ese año desde Cerro, en el lateral. Ya no estaban ni Dadomo ni Wesley. A mitad de año el Vasco fue despedido y lo reemplazó Hugo De León, quien avaló la contratación de Jiménez, pero el que jugó durante el Apertura y el Clausura fue Nacho La Luz.

La Luz fue transferido a Banfield en 2005 y Leites continuó jugando en ese puesto. Para 2006 llegó Agustín Viana desde Bella Vista.

El brasileño Bruno Coutinho de Gremio, y Antonio Fernández (nunca jugó), de Tacuarembó, se sumaron al plantel que dirigía Carreño en 2007 para sustituir a Viana, que se fue a Atlético Mineiro.

En los últimos meses de aquel año Gerardo Pelusso relevó a Carreño y para 2008 solicitó la contratación de Gastón Filgueira, que entonces jugaba en Arsenal de Sarandí. Al principio jugó bastante, pero luego el DT lo dejó de lado.

El Hueso Romero volvió a actuar en el lateral y en 2009 fue contratado el argentino Federico Domínguez. Ese año Pelusso utilizó siete laterales izquierdos: Domínguez, Filgueira, Galain, Diego y Martín Rodríguez, Romero y Arismendi.

En 2010, con Eduardo Acevedo, lo hicieron el paraguayo Eduardo Aranda, el argentino Matías Rodríguez, Alvaro "Tata" González y Filgueira. A mitad de año llegó Ernesto Goñi, de Racing, destacado por sus saques de banda, pero en la final del Uruguayo el lateral zurdo fue Christian "Pichón" Núñez.

En setiembre de 2010 fue contratado el argentino Mariano Pernía, de excelente currículum, pero por entonces de pésimo presente . Con Juan Ramón Carrasco llegó el brasileño Carlao, del Duque de Caxías, pero el que terminó jugando en la banda izquierda fue Alexis Rolín, zaguero que estuvo a punto de irse a préstamo a Rampla.

Marcelo Gallardo llevó en 2012 al promocionado Diego Placente, pero el que se afirmó allí fue el juvenil Darwin Torres, otro zaguero convertido en lateral. Juan Manuel Díaz se sumó en 2012 con una lesión y hasta que no pudo actuar el marcador de punta fue Pablo Álvarez.

En el interinato de Juan Carlos Blanco debutó el juvenil Maximiliano Moreira, pero no tuvo continuidad. En el Clausura 2014 apareció Alfonso Espino, quien se afirmó con Álvaro Gutiérrez. Y el sábado pasado se estrenó, con gran solvencia, Mathías Olivera.


Populares de la sección

Acerca del autor