La trama de la suspensión: futbolistas no juegan sin seguridad

La Mutual decidió pasada la medianoche del sábado que los jugadores de Miramar y Peñarol no se presentaran a jugar y Afrauf también estaba en contra; la Mesa lo suspendió a la hora 13.45

Todo comenzó a tratarse a últimas horas de la noche del sábado. El secretario general de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales, Fabián Pumar, se comunicó vía telefónica con casi todos sus compañeros de directiva, excepto con el presidente Enrique Saravia quien ya descansaba.

Después de la medianoche del sábado tomaron la determinación de que los planteles de Miramar Misiones y Peñarol no podrían presentarse al partido que se iba a jugar el domingo.

“Tuvimos conversaciones con mis compañeros y decidimos que no había garantías para los futbolistas”, expresó Pumar a El Observador.

Consultado acerca de por qué la Mutual dejó pasar tantas horas para tomar esta determinación teniendo en cuenta que la reunión entre el presidente de la República José Mujica con los titulares de la AUF, Sebastián Bauzá, Peñarol, Juan Pedro Damiani y Nacional, Eduardo Ache, había culminado a media tarde del viernes, fue muy sincero y dijo: “Fue una negligencia mía y de mis compañeros. No nos habíamos puesto a pensar en los riesgos ni en lo que podría pasarle a los futbolistas sin que hubiera policías en la cancha”.

Y agregó: “No me avergüenza aceptar que fuimos lentos en reaccionar, pero más vale tarde que nunca”.

Según el dirigente de la Mutual, “esta decisión se la comunicamos a los jugadores de ambos planteles para que no se presentaran a jugar. Queríamos eximirlos de responsabilidad. De alguna manera, los íbamos a obligar a que no jugaran”.

Pumar sostuvo además que hasta que no haya alguna determinación nueva de parte de la AUF o del gobierno, “se deberá cambiar de cancha o jugar a puertas cerradas. Esta determinación no la cambiamos”.

A su vez, el directivo gremial explicó que “gente de la Asociación de Funcionarios de Recaudación de la AUF (Afrauf) se comunicó con nosotros para darnos el total apoyo porque no se sentían en condiciones de trabajar porque la protección policial era solo en la parte económica, pero no con los porteros”.

Para liquidar el tema y hacerlo oficial, el domingo sobre la hora 13 vía mail, la Mutual se comunicó con la AUF para expresarle que los jugadores de Miramar y Peñarol no se iban a presentar para jugar el encuentro.

En pleno mediodía del domingo, el integrante por Nacional de la Mesa Ejecutiva, Raúl Giuria, expreó que “la fecha está fijada y si los planteles no se presentan, los dos clubes perderán los puntos”.

El otro gremio en contra
No fue solo la Mutual la que se opuso a que se jugara el partido. También la Afrauf estaba en contra como se pudo ver.

El secretario general de la misma, José Luis Otero, también lo dijo a El Observador.

“Todos en el Ejecutivo de la AUF tienen conocimiento por escrito que el personal de recaudación no trabaja sin garantías. Hoy (el domingo) fuimos al estadio, ocupamos nuestros puestos de trabajo sobre la hora 12.45 y una hora después aparecieron tres policías de la Republicana. Entraron por la puerta 11 entre la Olímpica y la Ámsterdam y fueron con los compañeros que manejaban el dinero. Pero para los porteros no había policías. Cuando se llevó a cabo la reunión con el presidente de la República, seguramente hubo una interpretación errónea de lo que ocurriría con la guardia policial respecto al personal de recaudación, porque así,  era imposible trabajar”, explicó Otero.

Según admitió el dirigente gremial, “sobre la hora 14 recibimos el comunicado de la Mesa Ejecutiva (ver recuadro) y allí nos retiramos”.

No obstante, expresó que “mañana (el lunes) mantendremos una reunión de directiva para ver qué pasos se tomarán de cara al futuro”.

Tras el comunicado de la Mesa, quedó claro que ni Miramar Misiones ni Peñarol perderían los puntos por no presentarse. La decisión fue por cuatro votos a uno. Giuria fue quien votó en contra.


Populares de la sección

Comentarios