La tormenta llegó a Defensor

Tres dirigentes renunciaron por discrepar con la forma de conducción del presidente Prato, se fugó Federico Pintos, hay problemas con Gastón Silva y se puede ir Ahuntchain

La tormenta llegó al Parque Rodó. La interna de Defensor se calentó. Como pocas veces en los últimos años se vive una situación compleja. Renunciaron tres dirigentes por discrepar con el estilo de conducción del presidente, al que se lo acusa de realizar negociaciones complejas, de que no se trató como correspondía el tema del juvenil Gastón Silva, de la pérdida de Rodrigo Mora y de que no se procedió bien con la salida del técnico Pablo Repetto.

¿Qué pasa en la viola? Un club tradicionalmente tranquilo y de perfil bajo, que está inmerso en una interna compleja. Se fueron el vicepresidente César Franzini, el secretario José Luis Martínez y el tesorero Daniel Jablonka.

El clima que se vive es complejo. Para que se tenga una idea, puertas adentro dicen que Martínez renunció “porque le prestamos la cancha a Liverpool cuando él tenía un problema personal con el presidente José Luis Palma, al que llevó al Tribunal de Honor”, reveló un dirigente.

Pero el primer inconveniente surgió con el pase de Diego De Souza. Resulta que los violetas acordaron con Francisco Casal recibir un dinero líquido y que el empresario le pagara el 20% del pase al jugador. Pero pasado el tiempo De Souza reclamó el dinero a Defensor. El presidente Prato aclaró a El Observador que “ese dinero lo pagó el Grupo Casal”.

El ex tesorero Daniel Jablonka reveló a El Observador que “mi alejamiento fue por discrepancias hasta en el propio ejercicio de mi cargo de tesorería. Se trataban temas en directiva pero ya venían perfiladas las decisiones”.

Y agregó: “fueron muchos temas, los pases de Mora y Gastón Silva. Entendemos que la posición del club debía ser una. Dante nos decía que sí pero luego se seguía la negociación sobre otra base”.

¿Qué pasó con Rodrigo Mora y Gastón Silva?

El delantero Mora, aconsejado por su representante Juan Pablo Sorín, no firmaba contrato. Viajó a Portugal sin autorización y firmó un preacuerdo con Benfica. Con el tiempo Defensor negoció y acordó una gira, que nunca se hizo, y un  resarcimiento económico.

Pero la situación no termina ahí. Otro nombre violeta apareció en el horizonte de Benfica: Gastón Silva. El zaguero símbolo de la selección sub 17 está en pleno conflicto con el club. ¿Motivos? Diversos: un contrato firmado, el jugador que se niega a viajar, un dinero que no aparece, el jugador que es impedido de jugar y la madre amenazada y agredida en la puerta de su edificio. El tema ya está en la justicia, según se informó a El Observador.

En medio de todo esta problemática se fugó Federico Pintos, de quien se dice está en Argentina, lo que arrojó aún más leña al fuego.

Otro de los temas que lastimó la interna del club del Parque Rodó fue la salida del técnico Pablo Repetto.

“No fue al estilo de Defensor”, dijo uno de los renunciantes a El Observador. Pero el presidente se defendió. “La salida de Repetto la votó la directiva. Todos opinaron, incluso los renunciantes”, dijo.

Y para colmo de males hay una bomba a punto de estallar. El coordinador de las formativas, un hombre identificado con la viola como Juan Ahutchain, puede pasar a Peñarol, ya que fue tentado con una oferta.

Defensor puso las barbas en remojo y también ofertará para retenerlo, según reveló el presidente Dante Prato a El Observador.

Los temas descriptos generaron una tormenta con acusaciones de un lado y otro.

El dirigente José Luis Martínez comentó a El Observador los motivos de su alejamiento y le apuntó al presidente.

“Fueron un cúmulo de hechos. No comparto la conducción de Prato. Y muchas de las cosas que dice que se acordaron en directiva no son ciertas. Muchas veces uno se enteraba por las radios. En las actas de directiva no se pone todo lo que se expresa”.

Prato respondió que “si había discrepancias, el ámbito es la directiva. Nunca lo hicieron”.

Pero Martínez retrucó: “Decir que no se plantearon las discrepancias es intolerable. Muchas decisiones cuando llegan a directiva estaban tomadas”.

Para Martínez, que viajó en representación del club a Portugal en procura de solucionar el diferendo entre Benfica y Gastón Silva, se debe hacer algo porque “se  fueron técnicos, se fueron jugadores, se fugaron otros y no sé lo que va a suceder con el coordinador de juveniles. Hay que hacer un gran reajuste”.

César Franzini, quien era vicepresidente de la institución, prefirió no hablar. Días atrás había manifestado en el programa  A Fondo de 1010 AM: “Discrepo con la forma de llevar adelante esa forma de conducción y el mal manejo en varios temas”.

Prato se mostró sorprendido y dolorido. “No están de acuerdo con el estilo de conducción pero en dos años nunca lo plantearon. Yo no decidí nada solo. Me duele porque en Defensor siempre se resolvieron los temas adentro y nunca salieron de esta forma que le hacen daño al club”, aseguró el presidente violeta.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios