La temporada casi perfecta de Djokovic

El serbio le ganó a Federer en dos sets y cerró una temporada espectacular; solo le faltó Roland Garros
El tenista serbio Novak Djokovic coronó en Londres su mejor año convirtiéndose en el primero en lograr cuatro Másters consecutivos al batir en la final del ATP World Tour Finals al suizo Roger Federer por 6-3 y 6-4.

El número uno mundial logró su quinto Másters en total en un partido plácido que duró una hora veinte. Un Djokovic consistente, con genialidades puntuales, bastó para vencer al tercero del mundo, un Federer que falló allí donde suele sobresalir, en el servicio y el revés.
"No pudo ser un mejor final. Ha sido una temporada larga, pero la mejor de mi vida", dijo el serbio al término del partido.

"Trato de disfrutar cada momento en la cancha después de haberlos soñado como niño", agregó.
"No es divertido estar en el lado perderdor, pero es mejor que no jugar en absoluto, como pasó el año pasado", dijo el suizo, recordando la lesión en la espalda que le impidió jugar la final de 2014. "Jugué un gran tenis toda la semana y en la final, pero Novak merece el triunfo como ha ocurrido en muchas ocasiones este año", admitió Federer.

Era la segunda final consecutiva del Másters entre ambos jugadores. Federer, de 34 años, aspiraba a ampliar su récord de triunfos en este torneo con una séptima corona, y Djokovic, 28, a ser el primero en ganar cuatro consecutivos, cinco en total. Teniendo en cuenta el millón de dólares por ganar la final y los premios por partido, Djokovic se embolsa 2 millones de dólares por su semana en Londres antes de irse de vacaciones hasta el primer torneo de 2016, el de Doha, en enero.

Además, el serbio iguala a 22 su serie de enfrentamientos con el suizo, el segundo duelo más repetido de la historia del tenis tras el Djokovic-Rafael Nadal. Djokovic ha ganado en 2015 tres torneos del Grand Slam -Wimbledon, Abierto de Estados Unidos y de Australia-, que elevan a 10 su palmarés de grandes torneos, y fue además finalista en el cuarto, Roland Garros, el único hueso que se le resiste.

Además, se anotó seis torneos ATP 1000 y este Másters. Su temporada se resume en el balance de victorias/derrotas: 82 a 6. La del domingo fue su decimoquinta final consecutiva. La última vez que no se clasificó para la última instancia de un torneo que disputó fue en enero de 2015, en Doha.
Los dos jugadores se habían medido ya en la fase de grupos, con una contundente victoria para Federer (7-5 y 6-2).

¿A Río 2016?
Djokovic citó los Juegos Olímpicos de Río-2016 como el gran objetivo de la próxima temporada, tras la medalla de bronce lograda en los de Pekín-2008. "Roland Garros es uno de los objetivos de cada año", dijo el número uno mundial, sobre el único torneo del Grand Slam que todavía no ha ganado, "pero no es el único, el año que viene hay unos Juegos Olímpicos", explicó. "Tenemos que ser honestos, los torneos del Grand Slam y los Juegos Olímpicos son los más importantes", añadió.
Sobre la clave de su gran momento, el serbio dijo que fue "haber prestado tanta atención al trabajo como a la recuperación, tanto física como mental".

82 Victorias
Djokovic cerró una temporada espectacular, donde apenas cosechó seis derrotas. Quizás la más dolorosa fue ante Wawrinka en Roland Garros, que le impidió ganar el único Grand Slam que le queda en la lista.