La solución estaba en el banco

Con un gol de Sebastián Abreu en la primera pelota que tocó y otro de Gonzalo Bueno que también entró en el segundo tiempo, Nacional consiguió un importante triunfo frente a Liverpool

Abreu es uno de esos elegidos que cada tanto aparece para marcar diferencia, para que nadie se olvide de su vigencia y para señalar que, a pesar de caminar el tramo final de la carrera, aún le quedan vestigios de goleador. Tampoco se puede dudar de que es un tipo con suerte. El sábado entró a la cancha a los 75 minutos cuando se estaba por ejecutar un tiro de esquina y abrió el marcador en esa jugada, en la primera pelota que tocó. Ni siquiera la tocó, la rozó apenas de cabeza. Vicente levantó el córner, Alonso le cambió el rumbo y el Loco la metió.

Así Nacional se puso a ganar un partido que había empezado a cambiar con la entrada de Bueno, pero que aún no tenía un final definido. Liverpool se defendía con solidez y trataba de acercarse a Burian con la velocidad de Barcelo, de Royón, y el buen manejo de pelota de Barboza y Pezzolano.

Pero Arruabarrena tomó una decisión correcta. Mandó a Abreu a la cancha en un buen momento. Es que Nacional, con Vicente por derecha y con Bueno por izquierda, más las subidas de Núñez, llenaba de centros el área rival y Alonso no podía con todos. Era necesario el 1,93 metros del Loco. A veces el técnico piensa algo y después sucede lo contrario. Pero en esta ocasión, el DT acertó.

Cuando el partido se terminaba, Bueno puso el 2-0. Otro que entró desde el banco. Y el que le dio el pase fue Santiago Romero, otro que comenzó el partido de suplente y terminó protagonizando una jugada clave. El pase largo del Colo Romero, la pelea ganada de Bueno a Rodales y la definición perfecta frente a la salida del golero Castro, para cerrar el juego.

Ya no había tiempo para nada más. Con el triunfo Nacional alcanzó a Danubio en la cima del torneo, por lo menos hasta que se complete la fecha. Pero también le dio un espaldarazo al técnico Arruabarrena, que ganó los dos encuentros que disputó con Nacional. Un estímulo para seguir trabajando, aunque ahora el plan incluye un viaje a Ecuador y un partido por la Copa en el calor de Guayaquil.

El primer tiempo fue de un aburrimiento total y las ocasiones más importantes ocurrieron en el arco tricolor. Dos remates de Royón, cuando empezaba el partido, ambos atajados por Burian.

Después, un tiro libre de Albín que pasó cerca y un lujo maravilloso de Pezzolano para desairar a Prieto. Otros dos momentos para destacar de 45 minutos de plomo.

Nacional mejoró en los aspectos defensivos, donde falló estruendosamente contra Bella Vista. Salvo alguna pelota mal entregada (bien servida a los rivales), la línea de cuatro final y los volantes, lograron un funcionamiento más compacto. También Burian, que hacía 10 meses que no atajaba oficialmente, se mostró sobrio y atento en los envíos aéreos.

Careció, durante el primer tiempo, de juego ofensivo. No anduvo Albín, bien cercado por Tamareo y los otros volantes de Liverpool. No subieron los laterales. Vicente no desbordó. Y Alonso no ganó en el área. Damonte, con intenciones, fue lo más punzante del equipo.

Liverpool armó dos líneas de cuatro delante de Castro y así contuvo el afán ofensivo de Nacional. Con el manejo de Pezzolano y la velocidad de Barcelo y Royón, trató Moller de sacar ventaja. Pero los delanteros, sin experiencia, perdieron con la dura zaga alba.

El segundo tiempo empezó con otra oportunidad para Liverpool. Barcelo aprovechó un pase largo y que Núñez no estaba en su zona, pero el remate terminó afuera.

Nacional no encontraba la forma de entrar. Arismendi y el Hueso Romero intentaron con disparos lejanos, esos tiros que salen cuando escasean  las ideas. En los pies de Albín halló el tricolor la ocasión más clara, pero falló.

De todas formas, se estaba acercando. Con Vicente más activo, con Bueno juntándose a él, con Núñez apareciendo asiduamente en el área de enfrente. Faltaba el toque final. Ese que le dio el Loco Abreu.

Enseguida de la apertura Arruabarrena mandó al campo a Santiago Romero y sacó a Sánchez. Somos un equipo grande, pero no tonto, habrá pensado el DT. Fortaleció el mediocampo y dejó a tres delanteros.

Nacional consiguió los tres puntos y llegó a lo más alto de la tabla. Se asienta y toma confianza para desandar el tramo final del campeonato.


Liverpool 0 - Nacional 2

Liverpool: Matías Castro; Andrés Rodales, Martín Bonjour, Christian Almeida y  Gonzalo Sena, Gonzalo Godoy, Jonathan Barboza, Lucas Tamareo y Paulo Pezzolano; Facundo Barceló y Nicolás Royón. Director técnico: Raúl Möller

Nacional: Leonardo Burián; Christian Nuñez, Adrián Romero, Efraín Cortes y Juan Manuel Diaz; Nicolás Prieto, Israel Damonte, Diego Arismendi y Juan Albín; Iván Alonso y Vicente Sánchez. Director Técnico: Rodolfo Aruabarrena

Cambios en Liverpool: 66' Marcelo Mansilla x Gonzalo Sena, 78' Carlos Macchi x Jonathan Barboza x 84' Max Rauhofer

Cambios en Nacional: 60' Gonzalo Bueno x Nicolás Prieto, 75' Sebastián Abreu x Juan Albín y 78' Santiago Romero x Vicente Sánchez

Cancha: Estadio Centenario
Árbitro: Fernando Cabrera
Asistentes: Carlos Pastorino y Andrés Pollero

Goles: 75' S. Abreu y 89' G. Bueno (Nac)
Amarillas: 36' Juan M. Díaz (Nac)


Populares de la sección

Comentarios