La serie está que quema

Defensor perdió 1-0 con el equipo "quemero" y tendrá que darlo vuelta en Montevideo
Caso curioso este de Defensor Sporting. Arrancó la temporada como para no pasar inadvertido y ya lleva siete partidos sin ganar. Ayer el conjunto violeta cayó 1-0 frente a Huracán en Buenos Aires por la ida de cuartos de final de la Copa Sudamericana, resultado que tendrá que dar vuelta la próxima semana en Montevideo.

En los 90 minutos disputados frente al conjunto "quemero", Defensor no fue vapuleado, ni nada por el estilo. Es más, pudo haberlo ganado perfectamente. Un segundo antes del gol de Ábila a los 78 minutos, el golero Marcos Díaz le atajó un cabezazo a boca de jarro a Mauro Arambarri.

Lo extraño es el rumbo que ha tomado el conjunto del Parque Rodó. Porque empezó eliminando de la Copa a Bolívar y Universitario de Perú, al que le ganó de local y de visitante. Al mismo tiempo, en el Apertura le hizo tres goles a Peñarol y venció a Danubio, su rival de todas las horas.

La habilidad de Lozano, los goles de Romario Acuña, la frescura de Felipe Rodríguez, más la seguridad de Scotti y De Los Santos eran las armas de un conjunto violeta que sorprendía.

Pero, de pronto se cayó la estantería. Eliminó a Lanús sin convertirle un gol de cancha y después de vencer a Universitario en Lima (15 de setiembre) no ganó más. Acumula cuatro derrotas y tres empates, con otro dato llamativo: 11 goles en contra y cuatro a favor durante esta racha.

Si no logra pasar esta serie en la Sudamericana, el técnico tendrá que trabajar horas extras para levantar el equipo en el Apertura.

Ayer, las llegadas de Defensor en el primer tiempo fueron escasas y producto de jugadas individuales. Un tiro libre de Felipe Rodríguez, un sorpresivo remate de zurda de Facundo Castro, que atajó el golero, y otro tiro libre de Brian Lozano sobre el final que rozó el caño.

El equipo de Tejera no consiguio llegar por las bandas. No se desprendieron los laterales y tanto Lozano como Rodríguez anduvieron entreverados y fueron fácilmente controlados.

Castro estuvo movedizo pero solo aportó un remate y Gómez fue al choque con Mancinelli. Ambos tuvieron varios rounds, con codazos incluidos; de haberlos visto el árbitro brasileño, bien pudieron haber terminado el partido antes de los 90´.

Huracán, un equipo que ocupa las últimas posiciones en la tabla del campeonato Argentino, que cambió de entrenador por los malos resultados –asumió Eduardo Domínguez que entonces integraba el plantel– se las ingenió para mantener el control de la pelota, pero tampoco expuso un gran fútbol en su estadio.

Apenas un tiro libre de Bogado que pasó muy cerca del arco de Campaña, una jugada individual de Ábila que generó peligro, y un centro que Mirallas no pudo conectar con precisión cuando el arquero violeta salió a cortar de manera arriesgada fueron las jugadas del primer tiempo.

El segundo tiempo cambió; fue abierto y el equipo de Tejera tuvo oportunidades a través del contragolpe. Lozano y Castro fueron importantes en ese sentido, perole faltó el golpe final.

Incluso hubo un tramo del partido, entre los 60 y los 75 minutos, en el que el equipo uruguayo se mostró superior. Pero un descuido resultó fatal.

Ábila apareció muy solo en el área y remató de cabeza un centro de Espinoza: fue el gol del triunfo. El que le dio la ventaja transitoria a Huracán y le pone presión a Defensor para la vuelta.

Revancha en el Franzini



El partido de vuelta se jugará el martes 27 de octubre en el estadio Luis Franzini, a la hora 20:45. El árbitro será el ecuatoriano Rody Zambrano. Defensor tiene que ganar por una diferencia de dos goles o más para clasificar. Si gana 1-0 se definirá por penales.

Populares de la sección