La selección lo intentó todo

Uruguay empezó con un guión y lo cambió varias veces a lo largo del juego buscando el gol del empate que llegó al final con un zurdazo de Cavani

Generalmente se le critica a Óscar Tabárez que demora los cambios y que pocas veces, cuando los hace, resultan efectivos. Frente a Ecuador metió dos variantes en el entretiempo y otra a los 15 minutos del complemento (el ingreso del Cebolla Rodríguez) que resultó fundamental para rescatar el empate.

Para este encuentro retornó a la línea de cuatro en el fondo, jugó con el doble cinco habitual y adelante varió un poco el sistema. Forlán fue el enganche y a sus costados jugaron Ramírez y Cavani, con Suárez de punta.

La movilidad de Cavani y su exuberancia física le permitió actuar tanto en ataque junto a Suárez como en la zona de volantes e incluso en la defensa, donde sacó varias pelotas. Cuando promediaba el segundo tiempo logró el premio del gol con un gran remate de zurda.

Uruguay falló por las bandas, como también le pasó en Barranquilla. En el partido jugado el viernes último Tabárez armó una línea de tres que se convertía en cinco cuando retrocedían Maximiliano y Álvaro Pereira. Pero la velocidad de los colombianos fue tan desequilibrante en el calor barranquillero, que Uruguay hizo agua por las bandas.

El martes estaba fresco a la hora del partido, pero la rapidez de los ecuatorianos también desniveló a los marcadores de punta de Uruguay. El más flojo resultó Palito Pereira, al que no le salió una jugada bien y hasta marró un gol de frente al arco. No pudo con Valencia y regaló varias pelotas. Para el inicio del segundo tiempo Tabárez incluyó a Tata González en su lugar.

Si bien sufrió en la marca, mejoró el aspecto ofensivo.

Egidio y Pérez sintieron anoche el trajín del partido frente a Colombia y el rápido desplazamiento de los ecuatorianos. Tabárez los cambió a los dos. Por Egidio ingresó Gargano y por el Ruso Pérez entró Cebolla Rodríguez.

Cuando Forlán tomó las riendas del fútbol en el primer tiempo, mejoró el rendimiento del equipo. Se juntó con Ramírez y trató de conectarse con Cavani y Suárez. No generaron demasiado porque la presión de los rivales los asfixió. Siempre había dos jugadores de amarillo sobre el de celeste que fuera a recibir la pelota.

Uruguay mejoró el recorrido por izquierda con el Tata, recuperó aire en el mediocampo con Gargano y tuvo profundidad con el Cebolla. De acuerdo a estos aspectos, esta vez el Maestro acertó con las variantes.

Ramírez se fue para la derecha cuando entró Rodríguez a correr por la izquierda y Forlán terminó de punta, junto a Suárez y Cavani. Éste retrocedió unos metros cuando la pelota estaba en poder de los ecuatorianos.

Así, con un guión diferente al del inicio, Uruguay intentó el empate por todos lados. Por derecha (Maxi Pereira trepó con mayor asiduidad), por izquierda y también por el medio. Hasta que se logró el objetivo.

Los minutos finales fueron de infarto. Lo pudo perder Uruguay cuando Christian Benítez enfrentó solo a Muslera y también lo pudo ganar cuando Suárez cabeceó totalmente solo frente al golero Domínguez y éste alcanzó a manotear al córner. Resultó un partido entretenido, con mucho ida y vuelta y con los celestes dejando todo en la cancha. 

Velocidad y presión

Reinaldo Rueda, técnico de Ecuador, armó un claro 4-4-2. En la zona de volantes, Antonio Valencia por derecha y Luis Saritama por izquierda, utilizaron las bandas para llegar continuamente sobre la última línea celeste. Benítez y Caicedo se movieron en ataque con velocidad y le hicieron un nudo a los defensores. En el medio Ecuador ejerció mucha presión, con gran despliegue de Minda y Castillo. 

Tercer gol oficial de Cavani

Edinson Cavani es un goleador espectacular en el fútbol italiano, pero extrañamente en la selección nacional solo suma tres goles oficiales. El primero lo marcó el 10 de julio de 2010 frente a Alemania en el Mundial de Sudáfrica, el segundo el 7 de octubre de 2011 contra Bolivia por Eliminatorias y el tercero ayer frente a Ecuador, un tanto que sirvió para empatar en un momento complicado y por eso lo  festejó con gran euforia.


Populares de la sección

Comentarios