La selección eludió la cumbia colombiana

Los celestes evitaron a una multitud que los esperaba en el aeropuerto y se fueron directo al estadio para pisar el césped

La selección uruguaya de fútbol llegó al aeropuerto internacional de Barranquilla, Colombia, el jueves sobre la hora 17 (19 de Uruguay). Luego de eludir la salida principal, donde lo esperaba mucha gente, el ómnibus con los futbolistas se trasladó hasta el estadio Metropolitano, ubicado muy cerca de la terminal aérea. Allí el cuerpo técnico y los jugadores estuvieron por espacio de 10 minutos, pisaron apenas el césped del campo de juego, se saludaron con los colombianos que también estaban en el mismo lugar en ese momento, y partieron hacia el hotel Estelar de la zona Norte, donde se hospedarán hasta la hora del partido. Luego del encuentro la selección vuelve en chárter hacia Montevideo.

Unos 100 colombianos concurrieron al aeropuerto para esperar a Uruguay. Una banda de cumbia y cuatro hermosas chicas, contratados por Aguila, la cerveza que patrocina a la selección colombiana, le pusieron música a la llegada de los celestes. Sin embargo, los jugadores no se enteraron. Se bajaron del avión y en la misma pista de aterrizaje se subieron al bus que se marchó por una salida lateral.

Durante media hora la incertidumbre sobre la puerta de salida de los jugadores hizo que las personas corrieran de un lado a otro, intentando ver, aunque sea desde lejos, a los cracks celestes. Diego Forlán, Sebastián Abreu, Diego Lugano y Edinson Cavani son los más reconocidos y preguntan por él y los tienen en lo más alto del ámbito futbolístico.

Los jugadores pasaron por el estadio, en el que hoy se disputará el encuentro, cuando los relojes colombianos marcaban la hora 18 (20 de Uruguay). Decenas de periodistas locales apostados en la tribuna principal del hermoso escenario, con una cancha de un verde reluciente, filmaron y fotografiaron el fugaz reconocimiento. Prácticamente estuvieron al borde del campo, departieron unos minutos, se saludaron con sus colegas colombianos y partieron.
Unos minutos después también se fue Colombia por una calle angosta, donde una multitud de muchachos corrió más de 100 metros al costado y atrás del ómnibus gritando: “Falcao, Falcao”. La euforia por la selección es total y especialmente por el delantero de Atlético de Madrid. Los que no pudieron ver a los jugadores se conformaron con fotografiarse con el Cole, el hincha más famoso de la selección cafetera.

Así, con un clima de algarabía, terminó el día previo al gran partido que el viernes de tarde protagonizan Colombia y Uruguay por la séptima fecha de las Eliminatorias.


Fuente: Juan José Díaz, enviado a Barranquilla, Colombia

Populares de la sección

Comentarios