La seguridad

La ciudad se preparó como si fuera un Boca-River. Esa es la definición que le brindaron las autoridades de seguridad de la Provincia al clásico del viernes por la noche

Mendoza se preparó como si fuera un Boca-River. Esa es la definición que le brindaron las autoridades de seguridad de la Provincia al partido que el viernes de noche protagonizarán Argentina y Uruguay por la novena fecha de las Eliminatorias.

El ministro de seguridad, Carlos Aranda, informó que entre 1.200 y 1.500 efectivos estarán destinados al operativo el día del partido.

El estadio Malvinas Argentinas tiene una particularidad. Está incrustado en medio del parque General San Martín. ¿Cuál es el drama? Que los vehículos ingresan al parque pero, debido a la zona de exclusión, los aficionados quedan como a un kilómetro o más del escenario. Entonces se tiene que llegar caminando con los riesgos que ello implica, sobre todo para los pocos hinchas de Uruguay que asistirán al juego.

Vale recordar que en la Copa América se registró un antecedente cuando un bus de uruguayos fue atacado en el parque por parciales de la selección chilena. Esto determina que la policía tome especiales precauciones en las adyacencias del bosque y en puntos estratégicos del microcentro mendocino.


Fuente: Jorge Señorans, enviado especial a Mendoza

Populares de la sección

Comentarios