La respuesta de Global Sports a Conmebol

La empresa Gol Tv hizo público un comunicado donde expresa que rompe el vínculo amparado en la cláusula de anti-corrupción

El comunicado de Global Sports difundido a la opinión pública dice lo siguiente:

En el día de ayer la Conmebol comunicó que lamenta que Global Sports y Gol TV hayan interrumpido sin causa justificada un contrato por la estática y patrocinio de la Copa Sudamericana, en sus ediciones 2015, 2016 y 2017, suscrito con fecha 24 de junio de 2015.

Al respecto debemos establecer que bajo ningún concepto se trató de una decisión intempestiva o injustificada.

El 12 de mayo de 2011 y luego de resultar ganadores en el único proceso licitatorio que efectuara la Conmebol, suscribimos un contrato por los derechos de estática y patrocinio de la Copa Sudamericana correspondiente a los años 2011, 2012, 2013 y 2014.

Por tal concepto, nuestra empresa pagó la suma de U$S 42 millones, a diferencia del anterior contratante que abonaba alrededor de U$S7 millones por año, pero incluyendo también los derechos televisivos. Vale decir que la Conmebol no recibía prácticamente nada por estática y patrocinio con anterioridad a la firma de nuestro contrato.

En el año 2015, el entonces presidente de Conmebol, Sr. Juan Ángel Napout, nos insistió para renovar el contrato por las temporadas 2015, 2016 y 2017, bajo el compromiso de que "las cosas" cambiarían, se volverían transparentes y nuestras ofertas por los derechos televisivos serían analizadas.

A esa fecha nuestra empresa había presentado reiteradas ofertas por la adquisición de los derechos televisivos de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana que cuadriplicaban los contratos vigentes. Todo ello hubiera redundado en beneficio de la Conmebol, sus asociaciones afiliadas, clubes y jugadores de futbol,

eternos olvidados del sistema, pero dichas ofertas jamás fueron consideradas. Ni siquiera fuimos recibidos por el Consejo Ejecutivo, aunque lo solicitamos.

En este contexto, se debe tener presente que la imagen pública y reputación de la Conmebol y sus autoridades comenzó a verse gravemente perjudicada por diversos acontecimientos.

En efecto, varios procedimientos penales sustanciados en Suiza, EE.UU., Uruguay y expedientes disciplinarios ante FIFA han involucrado a la propia Conmebol, a través de sus autoridades, en una estructura criminal organizada de sobornos y prebendas ofrecidos por ejecutivos de marketing deportivo que comprenden distintos torneos y eventos organizados por Conmebol.

La dimensión pública mundial que ha adquirido toda esta red de corrupción montada supone un grave demérito del buen nombre e imagen de la Conmebol, especialmente en relación a la explotación de derechos de marketing y patrocinio de torneos organizados por dicha institución afectando gravemente a todas las instituciones, jugadores y a todos aquellos trabajadores que hacen al fútbol sudamericano.

El indictment del departamento de justicia de los EE.UU. de fecha 25 de noviembre de 2015 establecía textualmente en su punto 98: "durante un período de aproximadamente 25 años, los acusados y sus co-conspiradores alcanzaron cargos de poder e influencia en el mundo del fútbol organizado. durante ese mismo período a veces con ayuda de los acusados y sus co-conspiradores, se desarrolló una red de empresas de marketing para aprovechar el mercado de medios en expansión para el deporte, particularmente en los estados unidos. con el tiempo las organizaciones formadas para promover y regular el fútbol en las regiones y localidades en todo el mundo incluyendo en los Estados Unidos se volvieron cada vez más entrelazadas entre sí y con las empresas de marketing deportivo que les permitió generar beneficios sin precedentes a través de la venta de derechos de transmisión de partidos de fútbol. la corrupción de la empresa surgió y floreció en este contexto".

El mismo indictment en el punto 99 sigue: "la corrupción de la empresa se volvió endémica. Algunos acusados y sus co-conspiradores subieron al poder, acumularon significantes fortunas personales de forma ilegal defraudando a las organizaciones por las cuales fueron elegidos para servir, fueron expuestos y luego expulsados de esas organizaciones u obligados a renunciar....y en el punto 100; "durante el período de la acusación, los acusados y sus co-conspiradores estuvieron involucrados en esquemas delictivos que implicaron el acuerdo de pagar y recibir más de 200 millones de dólares en sobornos y comisiones ilegales".

En ese marco de situación, mantuvimos una reunión privada con el actual presidente de Conmebol, a los tres días de iniciar su mandato, en presencia del Sr. Gorka Villar y asesores legales, donde le expresamos en forma verbal el incumplimiento de Conmebol en cuanto a las cláusulas anticorrupción, la renuencia de las empresas patrocinantes en contratar en medio de los escándalos y, por ende, el perjuicio que se nos ocasionaba, solicitándole se tratara esta temática en el Consejo Ejecutivo de Conmebol.

Posteriormente mantuvimos cuatro nuevas reuniones sobre el mismo tema y nunca se nos brindó respuesta, ni se analizó el planteo en el seno del Comité Ejecutivo.

Todo ello ha implicado -en nuestro detrimento- una alteración sustancial e imprevisible de las circunstancias tenidas en cuenta en la celebración del contrato que oportunamente se suscribiera, además de violarse flagrantemente las obligaciones anti soborno y anticorrupción que ambas partes habíamos consentido en considerar parte integrante del contrato.

Se nos ha ocasionado un gravísimo perjuicio por lo que nos hemos visto obligados a dar por resuelto formalmente el contrato que nos vinculaba y proceder a iniciar las acciones que impliquen la reparación de los daños y perjuicios derivados.

Nos llama la atención que en el día de hoy martes 18 de julio, desde la Conmebol se hable de que ocasionamos un perjuicio a las instituciones, cuando ha ignorado nuestras reiteradas ofertas por derechos televisivos que superaban millonariamente a los contratos que mantuviera en la red de corrupción desenmascarada.

Recordamos que el 7 de mayo de 2015 ofrecimos U$S 230 millones por año y U$S 360 millones a partir del quinto año de contrato por la televisación de los torneos Copa Libertadores, Copa Sudamericana y Recopa, todo ello muy superior a lo contratado hoy por Conmebol. La respuesta a nuestro planteo, al igual que en anteriores oportunidades, fue un estruendoso silencio.

En definitiva, los dichos de la Conmebol en su publicación no se ajustan a la realidad. Pese a todo, seguiremos bregando por soluciones comerciales justas y éticas entre personas físicas o jurídicas no involucradas en actos de corrupción. De esta forma habremos de evitar que se vuelvan a repetir hechos vergonzosos que empañan la memoria y el trabajo de dirigentes, jugadores y trabajadores en general vinculados al fútbol.


Populares de la sección