La realidad de Darío le reserva lugar en el banco

El defensa, después de 50 días inactivo, hizo fútbol y el DT decide si asume el riego de ponerlo

Faltan dos entrenamientos para el clásico. Darío Rodríguez se pone el chaleco de los suplentes y forma parte del movimiento futbolístico. Son 50 minutos de fútbol en una cancha rápida por la lluvia de las primeras horas de la mañana.

Del otro lado Damián Macaluso forma la dupla central de zaguero con Carlos Valdez, en una oncena titular que, además, registra la novedad de Baltasar Silva como lateral izquierdo y Carlos Núñez por el lesionado Fabián Estoyanoff.

Peñarol cerró la semana con la noticia lanzada desde el camarín de que Darío Rodríguez podía volver en el clásico. A Da Silva le levantaron un centro y se tiró a cabecear como en sus mejores tiempos.

Pero la realidad marca que lleva 50 días sin jugar y ponerlo de entrada es un riesgo. ¿Están Peñarol y su técnico en condiciones de asumirlo? Hoy todo hace indicar que debe caminar sobre lo seguro.

De todos modos, el ayudante técnico de Da Silva, Sergio Cabrera, confirmó la presencia de Darío al menos en el banco de suplentes.

Por eso el jueves entrenó 50 minutos de fútbol con un equipo donde la defensa estuvo conformada por Enrique Bologna en el arco, y una línea final con Alejandro González, Carlos Valdez, Damián Macaluso y Baltasar Silva.

El regreso de Valdez determina que González vuelva al puesto de lateral y que Baltasar Silva ocupo el sector de la discordia: el izquierdo.

Por allí desfilaron Aureliano Torres, Walter López y Nicolás Raguso. Ahora es el turno de Silva.

El tema es que el ex River estaba rindiendo bien en la derecha y del otro lado habrá que ver si tiene la misma proyección ofensiva.

En la zona media Da Silva refuerza. Vuelve Novick luego de la suspensión de un juego por acumulación de tarjetas amarillas. Entonces, a juzgar por lo realizado en el primer trabajo, va con tres hombres de marca: el citado Novick, Matías Aguirregaray y Sebastián Cristóforo.

El tema es en la ofensiva. Quedarse sin Estoyanoff, descartado por una distensión muscular, genera problemas. Era un arma fundamental.

Esto implica que el entrenador tenga que variar el sistema táctico que venía empleando.

Una opción es que Marcelo Zalayeta baje unos metros; de lo contrario el equipo se queda sin generación de juego.

Es que Carlos Núñez, que el jueves entrenó por Estoyanoff, no tiene el mismo recorrido por la banda. Es más de área.

En el transcurso del movimiento ingresaron Antonio Pacheco y el argentino Mauro Fernández. Da Silva mostró ayer las primeras cartas. Aún quedan dos movimientos. El de hoy será un táctico que va a perfilar definitivamente la oncena titular.

La duda mediática parece ser la de Darío Rodríguez o Macaluso y como arma piezas en ofensiva.

Concentran en Los Aromos

Finalmente el plantel de Peñarol concentrará mañana en Los Aromos y no en Solanas como pretendía el cuerpo técnico. El vicepresidente Edgard Welker, confirmó la noticia a El Observador luego de la reunión que mantuvo con el cuerpo técnico que comanda Jorge Da Silva y el plantel de futbolistas.

“Existían algunas dudas en directiva sobre esta postura y queríamos saber si pasaba algo en Los Aromos. Fuimos a hablar esta mañana (ayer) con Da Silva y con los jugadores y nos dijeron que no hubo ningún altercado. El técnico pensó que un cambio de clima podía hacer bien. En Peñarol tenemos un lugar histórico donde se tienen todas las comodidades y vamos a concentrar en Los Aromos”, reveló Welker a El Observador.


Populares de la sección

Comentarios