La raqueta mujer de la discordia

Gala León fue designada como capitana de españa en la copa davis y desató reacciones machistas del ala más conservadora del deporte ibérico

La Real Federación Española de Tenis (RFET) anunció el lunes que la actual directora deportiva de este organismo, Gala León, asuma la capitanía del equipo nacional español de Copa Davis, tras la salida de Carlos Moyá, quien decidió mantener su decisión de no renovar como capitán del equipo “por circunstancias personales”, a pesar de que el presidente de la RFET, José Luis Escañuela, le ofreció el pasado domingo continuar en el puesto.

“Doy las gracias a la confianza depositada en mí por el presidente y la junta directiva de la RFET. Lo he hecho lo mejor posible y como mejor he podido y sabido. Por circunstancias personales mi cabeza dice no y mi corazón sí para cuando dichas circunstancias cambien”, explicó Moyá en un comunicado que difunde la RFET.

Caída la renovación del mallorquín, León hizo historia por segunda vez dentro del tenis español, ya que el 22 de julio había sido nombrada directora deportiva de la RFET, un cargo por vez primera ejercido por una mujer.

¿Pero quién es la nueva capitana de España por Copa Davis que generó tanta controversia?
Gala León fue dos veces campeona de España (1998 y 1999).

Disputó 651 partidos en el circuito profesional y alcanzó la vigésima séptima posición en el ránking de la WTA en el año 2000.

Esa temporada, la exjugadora española conquistó en Madrid su único título.

Desde su retirada, León fue entrenadora, entre otras, de las españolas Silvia Soler, Estrella Cabeza y Beatriz García Vidagany y de la rusa Ekaterina Makarova.

Controversia con los Nadal
La decisión de poner una mujer en un cargo históricamente reservado para hombres, conmocionó al ala más conservadora del deporte español y suscitó reacciones contradictorias entre exjugadores y técnicos.

Tomás Carbonell, exjugador de Copa Davis, calificó de “provocación” por parte de José Luis Escañuela esta designación.

“Se trata de una provocación, un intento de hacer las cosas a su manera para ver cómo reaccionarán los jugadores porque la eliminatoria contra Rusia es complicada”, dijo al referirse al posible primer rival en 2015 para lograr el ascenso al Grupo Mundial.

“Aceptar el cargo así es un tanto suicida”, señaló al referirse a Gala, para arremeter de nuevo contra el presidente. “El tenis tiene que estar liderado por gente que ha mamado y ha vivido el tenis”.

Toni Nadal, entrenador y tío de Rafael Nadal, también se mostró sorprendido. “Creo que no conoce mucho a los jugadores, al menos a Rafael creo que no le conoce, y me imagino que debe ser igual con los demás”, señaló el técnico del actual número dos del mundo, que recordó que la capitanía de la Copa Federación había estado dirigida siempre por hombres.

“También es una dificultad logística, que entiendo difícil de superar, cuando en los equipos de Copa Davis te pasas tanto tiempo en un vestuario con poca ropa, y no sé, una mujer no deja de ser extraño que esté por allí dirigiendo la competición aunque puede ser que al día siguiente lo haga muy bien”, puntualizó Nadal a RNE.

“Normalmente, la elección de la capitanía de la Copa Davis casi era una orden de mérito, de gente que había sido relevante dentro del tenis español, que habían tenido una gran importancia como Carlos Moyá, Albert Costa, Corretja o Emilio Sánchez Vicario aportaban experiencia en el circuito masculino, su amistad con los jugadores, su conocimiento del tenis masculino, y en este caso es difícil que se produzca”, aseguró.

Su sobrino Rafa Nadal, que prepara la vuelta a las pistas en el torneo de Pekín, afirmó: “No tengo opinión porque no la conozco bien”.

Para Fernando Verdasco, “es un problema” el que le tocó a Gala. “Hacerse cargo del equipo ahora precisamente, cuando se descendió a Segunda División es complicado”, dijo el madrileño, que en la sintonía de Toni Nadal también cree que la situación de una mujer en un vestuario masculino sería cuando menos problemática. “No es por ir contra ella, pero siempre que se pueda debe ser un hombre”, comentó.

La única voz que se atrevió a respaldar a León ante tanto machismo y críticas fue la de Jordi Arrese, quien fue capitán del equipo español durante ocho meses: “No tengo que opinar nada malo de ella, tiene una gran personalidad y me parece una persona genial, pero tendrá que seguir de cerca el circuito masculino”, apuntó.


Populares de la sección

Comentarios