La racha negra de Nacional, en números

Ciclos que al final fueron exitosos, como los de Carreño y De León, atravesaron crisis como la que padece el equipo de Pelusso

Estoy viviendo una pesadilla”, dijo Gerardo Pelusso a El Observador. El 7 de marzo, Nacional le ganó a El Tanque Sisley por el Clausura y fue esa la última victoria del equipo tricolor. Después empató 2-2 contra Atlético Nacional (moralmente fue una derrota porque ganaba 2-0 con un hombre de más desde el minuto de juego) y perdió los siguientes cinco partidos. La peor racha de los últimos tiempos. Ni durante el quinquenio de Peñarol (1993-1997) el equipo tricolor perdió tantos partidos seguidos.

“No me resigno a que con este grupo no podamos salir y terminar peleando el campeonato”, dijo el floridense.

Los tricolores no solo perdieron dos partidos de Copa, sino que por el torneo local cayeron frente a Wanderers, Juventud de Las Piedras –que ocupa las últimas posiciones– y Liverpool en su última presentación.

Nacional ha tenido malos momentos y varios técnicos se tuvieron que ir antes de terminar sus contratos.

Sin ir más lejos, el año pasado dirigieron al primer equipo Gustavo Díaz, Juan Carlos Blanco y Rodolfo Arruabarrena.

Excepto Blanco, que era el gerente deportivo y tomó las riendas transitoriamente, los otros dos no pudieron terminar lo que empezaron. Y eso que ninguno tuvo una racha como la actual.

A Pelusso lo ayuda su pasado. El Campeonato Uruguayo que obtuvo en la temporada 2008-2009 después de ganarle en cinco partidos finales a Defensor Sporting y el cuarto puesto en la Copa Libertadores 2009 le dejaron las puertas abiertas. “La gente de Nacional tiene memoria”, dijo el entrenador a El Observador.

Nacional supo vivir, en los últimos años, algunos períodos flojos.

Hugo De León se hizo cargo del plantel en 1998 con el objetivo de cortar el sexenio aurinegro. El comienzo no fue el esperado: perdió los cuatro primeros partidos oficiales que disputó, incluidos dos clásicos por la Copa Libertadores. Ganó el quinto juego frente a Defensor Sporting por 2-1 con goles de Jorge “Chispa” Delgado y Milton Núñez. Ese partido y el que le ganó 4-3 a River Plate, seis días más tarde (remontando un 0-3), le dieron la fortaleza necesaria para continuar. Al final fue campeón uruguayo y el ciclo terminó siendo muy exitoso.

De León se fue del club al cabo de la temporada 2001 y en 2002 asumió Daniel Carreño, quien tuvo que sortear una pequeña crisis deportiva en el mes de mayo. No ganó durante seis partidos seguidos, aunque empató tres de ellos. Entre las derrotas, cayó 6-3 frente a Danubio en Jardines del Hipódromo. Sin embargo, al final del año terminó siendo campeón al vencer en las finales a Danubio.

Pelusso también se mantuvo seis partidos sin victorias en 2008. Los últimos cuatro fueron derrotas, entre ellos contra Peñarol, Tacuarembó y Progreso, este último ya descendido.

En pocos días, Nacional quedó eliminado de la Copa a manos de Sao Paulo y perdió el Uruguayo. Luego logró la Liguilla y en la temporada siguiente Pelusso grabó su nombre entre los técnicos exitosos de Nacional. Es lo que ahora le permite mantenerse frente al equipo pese a la racha negativa.

Pelusso reemplazó a Arruabarrena, quien perdió el Apertura en la última fecha.

Empezó ganando los dos torneos de verano con victorias frente a Peñarol y antes del inicio de la actividad oficial le suspendieron a cinco jugadores (Leonardo Burián, Darwin Torres, Ignacio González, Santiago García y Diego Arismendi) por la riña en el segundo clásico.

Esto trastocó sus planes. En más de una conferencia de prensa, se ha escuchado decir a Pelusso: “Somos un equipo en formación”. Aunque ganó los primeros tres partidos por el Clausura, llegó a liderar la Tabla Anual y pasó la fase previa de la Copa frente a Oriente Petrolero, al que tuvo que remontarle un 0-1 en la ida, después llegó la debacle tricolor. Perdió cinco de nueve partidos por el Clausura, quedó afuera de la Copa y ahora atraviesa una racha negra.


Populares de la sección

Comentarios