La primera final fue empate

Atlético Nacional y River Plate igualaron 1-1 en Colombia, por lo que el título se definirá en el Monumental

River Plate de Argentina logró este miércoles un valioso empate 1-1 ante el colombiano Atlético Nacional en la ciudad de Medellín, en partido de ida de la final de la Copa Sudamericana-2014.

El conjunto cafetero se fue en ventaja por intermedio de Orlando Berrío de potente remate a los 34 minutos, mientras que por el equipo 'millonario' anotó Leonardo Pisculichi de tiro cruzado al 65.

"La llave está abierta", dijo el técnico de Atlético Nacional, Juan Carlos Osorio, quien aceptó que su equipo perdió en el segundo tiempo el control de juego que había mostrado en los primeros 45 minutos.

Durante la primera mitad del partido disputado en el estadio Atanasio Girardot, el conjunto colombiano avasalló a los rioplatenses con un fútbol rápido y preciso, pero el once de la banda cruzada reaccionó para el segundo tiempo.

"El primer tiempo fue un partido muy a favor de Nacional", reconoció el entrenador de River Marcelo Gallardo, quien resaltó durante el segundo periodo "manejamos mejor la pelota sobre todo con Teo (Guiérrez) quien le dio respiro al equipo".

El conjunto local salió decidido a arrinconar a River con incursiones por las bandas, especialmente del talentoso Edwin Cardona, quien a los cinco minutos exigió en un cobro de tiro libre al portero Marcelo Barovero, que sacó el disparo a tiro de esquina con ayuda del vertical derecho.

Atlético Nacional comprendió que abrir el juego era una fórmula que le podía dar buenos frutos y a los 9 minutos Jonathan Copete lanzó un centro desde la izquierda que no pudo impactar Luis Carlos Ruiz ante el grito emocionado de la tribuna.

El 'millonario' aguantó la mayor parte del primer tiempo en defensa aunque no logró tener el control del balón que fue propiedad de los 'verdolagas', quienes lo manejaron con buen criterio y velocidad.

River solo se animó a visitar el área defendida por Franco Armani a los 31 minutos, con un centro de Leonel Vangioni que pasó muy cerca del arco cafetero, pero que Teófilo Gutiérrez no pudo rematar.

Ante el aviso de los argentinos, Atlético Nacional reaccionó con furia y tres minutos después, una descolgada de Berrío por la zona derecha terminó con un remate cruzado y violento que no pudo detener Barovero para el 1-0.

El equipo de la banda cruzada quedó conmocionado con el tanto en contra y a los 38, en una jugada calcada del gol, Berrío de nuevo remató cruzado pero esta vez el espigado arquero argentino rechazó el balón.

River le toma la medida al verdolaga

Para el segundo periodo River salió con una nueva actitud y tuvo el empate a los 47 minutos en un remate sorpresivo del uruguayo Carlos Sánchez, bien contralado por Armani, quien dos minutos después volvió a responder ante un cobro de tiro libre de Leonardo Pisculichi.

El técnico colombiano Juan Carlos Osorio reaccionó, sustituyó a Copete y envió a la cancha al volante de marca Sebastián Pérez, quien a los 61 minutos cabeceó un centro que se estrelló rebeldemente en el horizontal.

Sin embrago, cuando los locales parecían retomar el control, una jugada colectiva por el sector derecho le quedó a Pisculichi, quien de potente remate venció a Armani para el 1-1, ante el silencio de la hinchada verde.

A los 72 minutos River se pudo ir en ventaja con un cabezazo de Ramiro Funes Mori, que pasó muy cerca del vertical derecho, ante la angustia de Armani y de los 44.000 aficionados colombianos.

En los minutos finales el partido se hizo de ida y vuelta y aunque hubo algunas situaciones de peligro, los equipos no se hicieron daño y reservaron sus fuerzas para la batalla definitiva dentro de una semana.

El partido de vuelta tendrá lugar el próximo miércoles en el histórico estadio Monumental en Buenos Aires.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios