La primera en casa de los Warriors

Con dos libres de Curry, Golden State se quedó con el primer juego final de la Confederación Oeste al vencer a Houston 110 a 106

El base Stephen Curry y el reserva Shaun Livingston surgieron como los líderes de los Warriors de Golden State que completaron una remontada de 16 puntos y vencieron 110-106 a los Rockets de Houston en el primer partido de las finales de la Conferencia Oeste, que disputan al mejor de siete.

La victoria permite a los Warriors ponerse con la ventaja de 1-0 en la serie que continúa el jueves con el segundo partido que se disputará en el mismo escenario del Oracle Arena, de Oakland.

Curry volvió a ser no sólo el líder encestador de los Warriors, aportó 34 puntos, incluidos dos tiros de personal en los últimos segundos que aseguraron la victoria, sino también el hombre que sirvió de revulsivo cuando el equipo estaba dominado por completo.

Junto a Curry, que anotó 13 de 22 tiros de campo, incluidos seis triples de 11 intentos, y aportó seis rebotes, cinco asistencias y recuperó dos balones, otros cuatro jugadores de los Warriors tuvieron números de dos dígitos.

Se lesionó Howard

El australiano Andrew Bogut volvió a ser ineficaz y dominado por el pívot Dwight Howard, líder del juego interior de los Rockets, antes que se lesionase.

Si Livingston, un jugador del montón, que en los 10 años que lleva en la NBA ya ha pasado por nueve equipos, se convirtió en el factor sorpresa, la lesión de Howard, el pívot estrella de los Rockets, sufrió una contusión en la rodilla izquierda al chocar con su compañero, el alero Josh Smith, también sería factor.

La baja de Howard, que chocó con su compañero Josh Smith en una jugada defensiva, y tuvo que salir del campo para ser atendido en los vestuarios, se hizo sentir en el juego y la estrategia de los Rockets, y el momento que aprovecharon los Warriors para comenzar a recuperar el terreno perdido.

Howard en los 26 minutos que jugó fue el hombre más dominante dentro de la pintura al capturar 13 rebotes, nueve fueron defensivos, dio dos asistencias, recuperó un balón, perdió cinco y puso un tapón.

El cierre del juego

Los Rockets a falta de 5:27 minutos para el final, con canasta de Harden, empataron a 97-97 el marcador, pero los Warriors hicieron luego racha de 11-0 (108-97) que los pondrían más cerca de la victoria, la quinta que han logrado esta temporada contra Houston.

Sin embargo, Houston reaccionó y con triple de Ariza y 14,6 segundos por jugarse bajaron la diferencia a dos (108-106), pero Curry forzó la personal y no falló con los tiros libres que asegurarían el triunfo.


Comentarios