La presentación del "Matador"

Cavani llegó a Francia y este martes firmó un millonario contrato con PSG para jugar en una de las ligas de menor relieve futbolístico en Europa

El fútbol también es glamour. Edinson Cavani (26 años) arribó el lunes poco después de la hora 8:30 de Francia al aeropuerto parisino Charles de Gaulle en el vuelo 457 de Air France directamente desde Sao Paulo. De camisa verde, vaqueros, championes y lentes de sol, llegó acompañado de su hermano, el futbolista Walter Guglielmone (en la temporada 2002/2003 defendió al club francés Ajaccio) y fue recibido por su representante Pierpaolo Triulzi y por Olivier Letang, director deportivo de PSG.

La prensa se agolpó en la terminal aérea. No era para menos. Cavani estaba a punto de convertirse en el futbolista más caro de la historia del fútbol francés. Un periodista alcanzó a preguntarle si él e Ibrahimovic pueden jugar juntos. El Matador sonrió, pero no hizo comentarios. Se subió a la parte trasera de un coche y se marchó.

Alrededor de la hora 10 se encontró con Leonardo, el director deportivo de PSG hasta el final del actual período de pases. Por la tarde concurrió a la clínica Pitie Salpetriere y pasó la revisión médica.

El sitio web de París Saint Germain anunció una conferencia de prensa para este martes a la hora 16 de Francia, 11 de Uruguay. No se brindaron más detalles, pero todo el mundo sabe que es para anunciar la contratación del delantero de la selección uruguaya. Es más: ayer viajó de Catar a París Nasser al-Khelaifi, presidente del club. Claro, para presentar personalmente a la nueva estrella.

Cavani firmará un contrato de cinco años y € 10 millones anuales. El club parisino desembolsará € 64 millones. El perfume más caro de París se llama Cavani y es uruguayo.

El encanto que genera el pase de Cavani está por encima de los números en rojo que dejaron la última temporada 20 equipos franceses, que alcanzaron los € 80 millones, según reveló el diario económico “Les Echos”.

Los ingresos se incrementaron un 11,4 % hasta €  1.270 millones, lo que se explica esencialmente por el nuevo club de Cavani y por su contrato de imagen con la Autoridad de Turismo de Catar, país que es su accionista.

El PSG fue también el responsable del incremento de gastos del 7 % hasta €  1.450 millones en 2012-2013.

El productor de cine y presidente de Napoli, Aurelio De Laurentiis, se enojó el domingo con el desplante que le hizo Cavani. “Sólo le interesa el dinero” expresó  y cuando le consultaron sobre el sucesor del salteño en su equipo, agregó: “¿El nuevo Cavani? Es Benítez”, refiriéndose a Rafael, el entrenador español contratado por Napoli esta temporada.

Durante la disputa de la última Copa Confederaciones, el presidente de Napoli y Cavani, se retaron por los medios de comunicación. Mientras Di Laurentiis intimó al uruguayo a definir su futuro antes del 10 de agosto o de lo contrario le arrancaría la cabeza, el jugador expresó a la Gazzetta dello Sport que “las declaraciones del presidente son duras y muy fuertes. Me disgusta mucho. Ahora quiero hablarlo cara a cara. Hablaré con él como lo he hecho otras veces”.

Di Laurentiis también dio una señal sobre Zlatan Ibrahimovic, hasta el momento la estrella de PSG: “No va a jugar con Cavani” dijo y anunció que el sueco “ya se comprometió con otro club”.

Las últimas informaciones indican que Ibrahimovic se ofreció a Real Madrid, que podría volver a Barcelona y que Manchester City ya le hizo una oferta concreta.

¿Qué le espera entonces a Cavani en el fútbol francés? Es una liga que futbolísticamente está por debajo de las mejores de Europa. De acuerdo a un informe realizado el año pasado por la IFFHS  (Federación Internacional de Historia y Estadísticas de Fútbol), la liga de Francia ocupa en el mundo el séptimo lugar, detrás de Inglaterra, España, Italia, Brasil, Alemania y Argentina, aunque la ubicación de ésta parece generosa de acuerdo al nivel de los últimos años.

“Cavani ganará en tranquilidad viviendo en París” dijo hace unos días Diego Lugano, también jugador de PSG. Pero en la cancha de fútbol tiene una enorme responsabilidad. Por un lado, llega con el galardón de ser el goleador de la última temporada en Italia (marcó 29 goles con la camiseta de Napoli) y por otro, con el peso de ser el pase más caro en la historia futbolística del país.

Su rendimiento será observado con mira telescópica y tendrá que avalar con goles cada uno de los € 64 millones que el club parisino pagó por él. 

Su destino en el fútbol francés es también el destino de la selección uruguaya. Cavani volvió a demostrar su valía en el partido contra Venezuela por las Eliminatorias y en la Copa Confederaciones. Con Tabárez en la selección no existe el glamour. Hay que rendir con la pelota.  

La presentación de Edinson Cavani

Populares de la sección

Comentarios