La Premier y la Bundesliga están despegadas

Un informe de Deloitte de la situación financiera de las principales ligas de Europa revela que Inglaterra y Alemania son los mercados más redituables


El desenlace de la última Liga de Campeones, donde dos equipos alemanes llegaron a la final, no fue fruto de una casualidad deportiva. Las luminarias de la Premier League ante el decaimiento de la liga española y la italiana tampoco son casuales. 

Un estudio de la situación financiera de las principales ligas europeas realizado por Deloitte en base a los resultados económicos de la temporada 2011-2012, sirve para explicar los fenómenos deportivos.

En esa temporada, la liga que generó más ingresos fue la Premier League: € 2.926,4 millones
(£ 2.360 millones), con una diferencia de € 1.000 millones sobre la Bundesliga.

En la Premier, seis clubes registraron ingresos superiores al promedio € 146 millones (£ 118 millones), incluyendo cuatro que compitieron en la Liga de Campeones. Ese torneo  generó al menos € 37,2 millones (£ 30 millones) de ingresos adicionales a cada club y cerca de € 86,8 millones
(£ 70 millones) para Chelsea que fue entonces campeón.

Los ingresos comerciales fueron el área de mayor crecimiento (un alza de 15%), particularmente por los patrocinios alcanzados por los clubes de Manchester.

Los ingresos por transmisiones televisivas aumentaron 1%.

Al igual que la Premier, la Bundesliga generó utilidad operativa, la que no incluye costos financieros ni costos asociados a transferencias de jugadores. Los alemanes registraron una utilidad operativa de € 190 millones y los ingleses de € 121 millones.

En Alemania, uno de los países que menos sufrió la crisis europea, la mayoría de los ingresos provienen de patrocinios comerciales y deportivos. Los ingresos promedio para cada club de la Bundesliga ascendieron a € 104 millones, poco menos que los
€ 146 millones de la Premier.

En la Bundesliga es clave la equitativa distribución de los ingresos por derechos de transmisión de los partidos.

Además, también se destaca que sus costos salariales absorbieron menos del 25% de su crecimiento en ingresos durante la temporada 2011-2012 y, por lo tanto, la relación salarios-ingresos se redujo a 51%.

En España, en cambio, hay una diferencia sideral entre lo que perciben Real Madrid y Barcelona con el resto de los equipos. Los grandes se llevaron el 56 % de los ingresos de la liga y eso determina que negocien en forma independiente los derechos de transmisión de los partidos. El resto propugna por un nuevo sistema colectivo.

Italia, otro mercado tradicional en caída, sigue dependiendo de los derechos de TV, que aportan el 59% (€ 900 millones) de sus ingresos.

La venta de entradas bajó un 3% con un Juventus que buscó contrarrestar esta tendencia, demostrando que las inversiones en las instalaciones de los estadios pueden mejorar los niveles de asistencia.

Eso mismo implementó Paris Saint-Germain en Francia con lo que aumentó en un 120% sus ingresos. Pero en la liga gala solo el 11% del total de los ingresos proviene de venta de entradas.

El rumbo en Europa, lo marcan Inglaterra y Alemania.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios