La Premier se frota las manos ante la llegada de Pep

La próxima temporada podría reunir a los mejores entrenadores de una generación y revivir la enemistad entre el catalán y Mourinho

El anuncio Pep Guardiola de que quiere entrenar a un club inglés la próxima temporada fue recibido con entusiasmo en Inglaterra y dará pie a una batalla por los servicios del entrenador español.

La próxima temporada podría reunir en Inglaterra a los mejores entrenadores de una generación -con la excepción de Carlo Ancelloti y Luis Enrique- y vivir un segundo capítulo de la vieja enemistad entre el catalán y el portugués José Mourinho, de momento sin equipo tras su destitución de Chelsea pero listo para volver a los banquillos.

A ellos se les sumaría el alemán Jurgen Klopp, entrenador de Liverpool, y, quizás también, el argentino Cholo Simeone, de Atlético de Madrid, por el que se habría interesado Chelsea.

"Quiero entrenar en Inglaterra, en la Premier League. Soy joven y necesito nuevos desafíos, es la sola y única razón", declaró Guardiola durante su primera rueda de prensa desde el anuncio de su salida de Bayern Múnich a final de temporada y de su sustitución por el italiano Carlo Ancelotti.

La llegada de Guardiola "es fantástica para nosotros", dijo, refiriéndose al fútbol inglés, el centrocampista Steven Gerrard, ahora en la liga estadounidense, que expresó esta semana su regreso de dirigir la próxima temporada.

La noticia ocupó el espacio principal en las secciones deportivas de los diarios británicos, con The Sun titulando "Ídolo Pep", y otros refiriéndose "al hombre más buscado de la Premier League".

Manchester City, el mejor colocado

Manchester City es el mejor colocado en todas las apuestas para llevarse a Guardiola, que a sus 44 años tiene ya en su palmarés, entre otros trofeos, 2 Champions League (con FC Barcelona) y 5 títulos de Liga (3 con el club español y 2 con Bayern Múnich).

La razón es la presencia en el club del norte de Inglaterra, como director deportivo, de su compatriota Txiki Begiristain, que ocupó el mismo cargo en el Barça cuando Guardiola lo entrenaba y con el que además jugó en el equipo catalán en los años en que estuvo entrenado por Johan Cruyff, del que bebieron el concepto de fútbol-espectáculo.

El propio Manuel Pellegrini, el entrenador chileno de Manchester City, pronosticó recientemente que "Guardiola entrenará algún día" al equipo, que tiene además como director ejecutivo a otro catalán y ex del Barça, Ferrán Soriano.

"Tengo distintas propuestas, pero aún no he decidido. Cuando lo haga os lo diré. Por el momento no puedo decir más", apuntó Guardiola.

El propietario de Chelsea, Roman Abramovich, sería otro de los interesados, pero la improbable clasificación del club de Londres para la Champions League -es decimocuarto a 13 puntos de las plazas que dan acceso a la máxima competición continental- es un obstáculo.

En cuanto a Manchester United, dirigido por el holandés Louis Van Gaal, muy cuestionado, se le ha asociado a Mourinho. Los diarios The Times y Daily Telegraph afirmaban que este club ha expresado reservas sobre la idoneidad de Guardiola, pero las atribuyen a que el catalán habría ya dado su palabra a otro equipo.

El otro posible destino es Arsenal de Londres, pero su entrenador desde hace 20 años, el francés Arsene Wenger, no da signos de querer poner fin a su carrera, y menos si el club consigue la Premier League esta temporada, como parece que podría ser.

Guardiola tendrá ante sí un gran desafío: probar que su fútbol de combinaciones cortas y rápidas, de salida del balón jugado a ras de tierra, se puede poner en práctica en Inglaterra, con su tempo aceleradísimo, su impaciencia en las transiciones y las canchas frías, mojadas e inhóspitas donde se dirimen muchos partidos de Copa.

Xavi, el excentrocampista del Barça, de 35 años, no alberga dudas: "no creo ni que se plantee la pregunta de si va a triunfar en Inglaterra. Por supuesto que lo hará, como lo ha hecho en todas partes", dijo al diario Daily Mirror.


Fuente: Por Alfons Luna, AFP

Populares de la sección