La Premier hizo estallar el mercado

Los equipos de Inglaterra doblaron en inversión en fichajes de jugadores a los de Italia en una movida donde la clave está en los derechos de televisión
El salario mínimo para un jugador del fútbol uruguayo es de $ 32.248. El jugador mejor pago en la Premier League es Wayne Rooney que embolsa € 357 mil a la semana. En el mercado de pases que terminó la semana pasada, Wanderers le vendió a Peñarol el 30% de Nicolás Albarracín en
U$S 300 mil mientras el resto de los clubes contrataba jugadores en libertad de acción. ¿Cuánta plata se movió en Inglaterra? Una cifra récord: € 1.177.770.000. Explicar cómo Uruguay le ganó hace más de un año a Inglaterra en el Mundial de Brasil escapa a toda lógica, aún si hay un Luis Suárez de por medio.

La realidad al otro lado del Atlántico escapa a estas lógicas propias del fútbol uruguayo. A las deudas que se liquidan un día antes del arranque de los torneos, al precio al que se exportan los talentos, a la imposibilidad de los clubes de afrontar obras en infraestructura.

Mientras, en Europa, la danza de los billetes se movió indiferente a las situaciones de crisis que atraviesan algunos países.

Y los clubes ingleses hicieron estallar el mercado con una inversión sin precedentes.

"Son los clubes ingleses, y nadie más, los que marcan el mercado", expresó el contratista francés Christophe Mongai. "Nadie puede competir, excepto los cinco o seis grandes de Europa", agregó.

El secreto del poder

A los equipos de la Premier League le siguieron en inversión los de la Serie A de Italia con € 577.950.000, que no equivale ni a la mitad de los que se pagó en Inglaterra por fichajes de jugadores.

La clave de semejante diferencia radica en el nuevo contrato de derechos de televisión firmado en febrero pasado por la Premier con las cadenas de televisión Sky y BT Sport que significará un incremento de 70% de los beneficios para los clubes.

El nuevo acuerdo entrará en vigor a partir de la temporada 2016-2017 por un valor de casi € 7.000 millones, una cifra muy superior a los € 4.300 millones que pagaba News UK.

Es bueno recordar en este momento que Tenfield extendió el mes pasado el contrato de televisión para el fútbol uruguayo por el período 2022-2025 por el que repartirá entre los clubes
US$ 2.027.000.

Pero claro, la audiencia de la Premier se calcula en 35 millones de personas y el nuevo acuerdo contempla el marcado crecimiento de los dispositivos móviles en el consumo de contenidos audiovisuales.

Además de Sky y BT, que compiten entre sí, la BBC retuvo los derechos para emitir los compactos de todos los encuentros y la posibilidad de emitir en diferido el partido de la fecha.

La televisión pública, por su parte, también pagará un 13% más que en el anterior trienio tras ofertar € 292 millones.

A su vez, todos los movimientos de pases en Europa están controlados por el fair play financiero que rige desde 2010 (ver recuadro) por el cual los clubes están impedidos de gastar más dinero del que ingresan.

Por esta razón, Manchester City, por ejemplo, fue multado el año pasado en € 60 millones, pagaderos en tres cómodas cuotas.

Pero lejos estuvo eso de amedrentar el poder de fichaje del equipo propiedad del magnate Khaldoon Al Mubarak, que en el mercado de verano europeo fue el que más gastó: € 203.380.000.

Obsesión copera

Otra de las razones que pueden explicar semejante inversión radica en el hecho de que en los últimos 10 años, los equipos ingleses han tenido escaso éxito en el marco continental.

Solo una equipo inglés levantó la Europa League desde 2005, Chelsea en la temporada 2012-2013, y solo dos conquistaron la Liga de Campeones: el propio Chelsea en 2011-2012 y Manchester United en 2008-2009.

Pero es evidente que los equipos españoles han marcado el norte deportivo en la última década.

¿Cuánto se invirtió en España? Poco menos que en Italia,
€ 574.200.000.

Sorpresivamente, Valencia fue el segundo equipo que más gastó en contrataciones con una inversión de € 141.750.000.

Su fichaje top fue el de Rodrigo, centrodelantero español nacido en Río de Janeiro que Benfica le compró a la filial de Real Madrid en € 6 millones para colocarlo en € 30 millones en el equipo Che.

Muy cerca de la inversión de Valencia, Atlético de Madrid reforzó su plantilla al mejor estilo de sus archirrivales del Real:
€ 139.500.000, apenas € 200 mil menos que Manchester United que desde la llegada de Louis Van Gaal a la dirección técnica la temporada pasada, no para de gastar.

Jackson Martínez, fichado a Porto en € 35.000.000, fue junto a Arda Turan (pasó de Atlético de Madrid a Barcelona por el mismo monto) la contratación más cara en la liga española.

A diferencia de lo que ocurrió en Inglaterra y España donde los campeones gastaron poco con respecto a sus enemigos (Chelsea € 82 millones y Barcelona
€ 51 millones), en Alemania, Italia y Francia los campeones abrieron su billetera para expandir sus dominios.

La Juve lo hizo obligado porque el plantel tetracampeón se le desarmó con las partidas de Andrea Pirlo, Arturo Vidal, Carlos Tévez y Fernando Llorente. Tuvo que desembolsar más de € 127 millones mientras Inter y Milan estuvieron cerca de los € 100 millones.

Bayern gastó € 86 millones y PSG más de € 116 millones.

Porque en Europa, todo se compra con dinero.

¿Cuáles fueron los principales pases de otras ligas?


GRECIA, Brown Ideye
En un mercado en crisis como el griego gastó € 20 millones para reforzar su plantilla. El nigeriano Brown Ideye fue el pase más caro: € 5,42 millones. Pero las dos grandes figuras que llegaron lo hicieron en calidad de libres: Esteban Cambiaso (Leicester) y Michael Essien (Milan).

Portugal, Giannelli Imbula
Belga de padres congoleños y nacionalidad francesa, Imbula llegó a Porto desde Olympique Marsella a cambio de € 20 millones. El equipo sumó dos jugadores libres que hicieron ruido: Iker Casillas y Maximiliano Pereira que llega de Benfica.

MLS, Giovani Dos Santos
El mexicano formado en La Masía de Barcelona se convierte en un trotamundos tras fichar por Los Angeles Galaxy a cambio de € 6,3 millones que engrosaron las arcas de Villarreal. El segundo mejor pase fue el del argentino Lucas Melano: € 4,3 millones.

Turquía, Souza
Fenerbahçe armó un cuadrazo con el delantero brasileño Souza de Gremio (€ 8 millones) más Robin Van Persie (€ 6,6 millones), Nani (€ 6 millones), ambos de Manchester United y Ozan Ufan (€ 7 millones) de Bursaspor.

China, Paulinho
Mundialista en Brasil 2014, Paulinho dejó Tottenham para irse al Guangzhou Evergrande de China a cambio de € 14 millones. El segundo fichaje más caro fue el famoso Asamoah Gyan: € 12 millones para pasar de Al Ain a SIPG.

¿Cuál fue el uruguayo mejor pago?

Los futbolistas uruguayos no generaron alrededor del mundo mucho ruido en este mercado de pases.

Sin embargo, Gastón Pereiro no solo fue el uruguayo cuya transferencia más dinero movió, sino que fue también el fichaje más caro en la Eredivisie de Holanda.

El jugador que PSV Eindhoven le compró a Nacional a cambio de
€ 7 millones superó los € 6 millones que Ajax desembolsó por el serbio Nemanja Gudelj a AZ Alkmaar.

El otro uruguayo que movió el mercado fue Cristhian Stuani, que pasó de Espanyol a Middlesbrough de la segunda división de Inglaterra por € 4 millones. Al mismo club llegó desde Nacional Carlos de Pena en el cierre del mercado por € 2,4 millones.

Sebastián Coates le dejó a Liverpool € 2,8 millones con la opción de compra que activó Sunderland, mientras que Walter Gargano llegó a México (Monterrey) desde Napoli por € 1,5 millones.


Populares de la sección

Acerca del autor