La pregunta del millón

El supuesto soborno que denunció Estados Unidos sigue levantando polémica en Uruguay
Desde hace ocho días en el fútbol uruguayo ronda una pregunta. ¿Qué pasó con los US$ 1,5 millones que recibió la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) de parte de la Conmebol por su participación en la Copa América?

Esta historia guarda directa relación con el escándalo de la FIFA que se produjo el pasado 27 de mayo cuando la justicia de Estados Unidos acusó a 14 personas, entre ellas nueve oficiales de FIFA (uno de ellos el uruguayo Eugenio Figueredo), de cometer sobornos durante más de 20 años.

Ese mismo día, La Tercera de Chile, transcribió una parte del reporte de la fiscalía de Estados Unidos en el que informó que Datisa pagó US$ 100 millones en sobornos a oficiales de la Conmebol.

¿Qué es Datisa? La sociedad anónima dueña de los derechos de televisión de la Copa América formada por las empresas Traffic, Torneos y Full Play. Esta última es la empresa con la que negoció la AUF la venta de derechos de la Elimiantoria para Rusia 2018.

Según el reporte publicado por La Tercera cada pago de US$ 20 millones fue dividido en sobornos de US$ 3 millones para el presidente de la Conmebol y los titulares de las asociaciones de Brasil y Argentina; US$ 1,5 millones a cada uno de los otros siete presidentes de las federaciones de Conmebol; y
US$ 500 mil dólares para un undécimo oficial de Conmebol.

Esos sobornos se pagaron entre junio y setiembre de 2013. El presidente de la AUF era entonces Sebastián Bauzá quien tras una publicación de Tenfield con su nombre e imagen emitió un comunicado en el que afirmó: "La Conmebol pagó a la AUF la suma de U$S 1.500.000 por concepto de derechos de televisación a que se hace referencia en la noticia publicada, ingresando dicha suma directamente a las arcas de ésta y registrándose conforme a la normativa contable pertinente".

Bauzá negó así que dicha cifra se tratara de un soborno.

"El error"
Miguel Sejas, vicepresidente de la AUF en el mandato de Bauzá (2009-2014), reconoció ayer al programa radial Derechos Exclusivos que se emite por CX 26 que esa cifra fue erróneamente expuesta.

"En ese mal momento nos pusimos a recordar rápidamente que en diciembre de 2013 entró un millón y medio a la AUF. Fue un tema que en su momento se charló mucho para ver cuánto se repartía entre los clubes. Hoy, pasados los días, nos dimos cuenta que cometimos un error: ese millón y medio vino a cuenta de la preparación de Uruguay para el Mundial de FIFA (Brasil 2014). Cometimos un error al tratar de aclarar de memoria ese millón y medio".

Lo que dijo el balance
Estando todos los movimientos de la AUF asentados en sus balances se recurrió a la revisión de los mismos.

En el balance efectivamente surge que la AUF recibió de parte de la Conmebol la suma de US$ 1,5 millones a la que se quiso referir Bauzá.

¿En calidad de qué pagó ese dinero la Conmebol? Por "adelanto a cuenta de lo producido en la Copa América 2015", según reza el balance.

El dinero ingresó en dos partes. La primera se cobró el 18 de marzo de 2014 con una entrega de US$ 500 mil. La segunda el 28 de agosto de 2014 por US$ 1 millón. Posteriormente hubo una tercera y definitiva entrega, el 16 de diciembre de 2014, por US$ 2 millones.

Cuando se consigna que se recibió el pago de US$ 1 millón se expresa: "El que se suma a la distribución efectuada en marzo de 2014 por US$ 500.000".

Sin embargo, el miércoles la AUF emitió un comunicado expresando que las gestiones para la obtención de ese millón las realizó el actual Consejo Ejecutivo que desde el 3 de abril de 2014 preside Wilmar Valdez.

El comunicado, que no hace ninguna consideración y que está firmado por el área contable, la comisión fiscal, la auditoría externa, la secretaría general ejecutiva y el consejo ejecutivo de la AUF, contradijo en un importante aspecto lo expresado por Bauzá.

¿Por qué? Porque cerrado el balance de la gestión de Bauzá (31 de julio de 2014) solo ingresaron
US$ 500 mil y no US$ 1,5 millones.

"Nosotros a cuenta de la Copa América solicitamos en marzo de 2014 US$ 1,5 millones. Llegaron US$ 500 mil y luego vino el cambio de autoridades de la AUF. Tal vez como, no llegaba lo volvieron a solicitar", dijo Sejas.

"Brindo mi total y absoluto respaldo a la actuación ética y moral de Sebastián Bauzá ante esta campaña que se ha iniciado aprovechando la oportunidad para tratar de perjudicar su imagen", agregó el exvicepresidente de la AUF.

Bauzá, que se llamó a silencio por recomendación de sus asesores legales, emitió ayer otro comunicado en el que afirmó que el comunicado del miércoles de la AUF confirma "en todos sus términos" al emitido por él el 27 de mayo de 2015.

La pelota quedó quieta. Y ahora la justicia de Estados Unidos o la presentación de documentos adicionales, que avalen una u otra postura, pueden moverla.


Populares de la sección