La policía mira con lupa el choque Aguada-Goes

Se dispondrá de un operativo para controlar el trayecto de las parcialidades al Palacio; los misioneros pidieron cambiar el jefe de seguridad de los aguateros

El 25 de noviembre la gente caminaba por las calles del barrio rumbo al Palacio Peñarol. Llevaban a cuestas la ilusión de un triunfo clásico. Pero en determinado momento ocurrió lo impensado. Grupos de las parcialidades de Aguada y Goes se cruzaron en el Palacio Legislativo y se generó una pelea de proporciones donde se escucharon detonaciones de armas de fuego.

El incidente despertó la preocupación del subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, que analizó suspender el partido.

Hoy, escasos días después, ambos equipos se vuelven a ver las caras y la policía está en estado de alerta.

En las últimas horas se reunió la Comisión de Seguridad con los representantes de ambos equipos.

Entre las medidas se dispuso que la parcialidad de Goes llegará al Palacio por Arenal Grande y los de Aguada por las inmediaciones del Palacio.

Pero el tema es que, si bien la policía no acompañará el trayecto de ambas parcialidades, se dispuso de seguridad en las inmediaciones para controlar y evitar nuevos cruces.

Asimismo, fuentes de Aguada  informaron a El Observador que otro punto de discordia fue la presencia del jefe de seguridad de Aguada,  Marcelo Ramos, alias “El Gran Danés”. Goes no lo acepta y pidió que no estuviera a nivel de cancha. Pero ante la negativa de Aguada terminaron negociando que no sea el jefe de seguridad del club pero sí que forme parte del dispositivo.

Ramos fue protagonista de un recordado incidente en un partido que terminó con batalla campal.

 


Populares de la sección

Comentarios