La Policía busca a diez barrabravas identificados por los destrozos en el Estadio

Procuran el apoyo de los referentes aurinegros para identificar a otros revoltosos

La Policía tiene identificados a diez barrabravas que ocasionaron los destrozos en el Estadio Centenario durante el clásico de este domingo. En estos momentos están intentando ubicarlos y piden apoyo a los referentes aurinegros para identificar a otros hombres que participaron de los daños a las butacas y otras instalaciones.

Además, la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO) realiza este lunes por la mañana la inspección en el Centenario para evaluar los daños ocurridos.

Miguel Romano, director general de CAFO, indicó a El Observador que se está en la primera etapa, que es la de recorrer el recinto para inspeccionar el estado de todas las instalaciones.

“Trabajamos siempre de la misma manera”, expresó. “Primero, constatar todos los daños, etapa en la que se está; segundo, enumerarlos; tercero, evaluarlos económicamente; y cuarto informar a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF)”, señaló.

“Estamos recién constatando todo”, agrego Romano, quien explicó que luego la AUF es la que determina quién debe pagar. “El deber nuestro es informar a la AUF, hasta ahí llegamos nosotros”, señaló.

El sector del estadio quedó más dañado fue el de la Ámsterdam, donde hubo incidentes entre un grupo de hinchas de Peñarol y la Policía.

Los últimos destrozos

El Estadio Centenario nuevamente volvió a sufrir la bronca de los hinchas, que rompieron butacas, baños y demás.

Los últimos incidentes se remontan a febrero de este año, cuando por Copa Libertadores se enfrentó Peñarol ante Vélez Sarsfield. Hinchas del equipo argentino que ocuparon parte de la Tribuna América destrozaron los vidrios de dos palcos, a los que ingresaron y destruyeron.

Además, hubo rotura de butacas que volaron desde ese sector a la Colombes y viceversa.

Anteriormente, el último gran destrozo que sufrió el Centenario fue en 2011, cuando se hizo el recibimiento a la selección uruguaya tras ganar la Copa América disputada en Argentina.

En esa ocasión las partes afectadas del estadio fueron varias y en grandes magnitudes: 100 butacas rotas o quemadas, portones de acceso dañados, rejas averiadas, el mobiliario de la sala de prensa destrozado, vidrios de los palcos VIP rotos y las instalaciones de los baños en muy mal estado.


Populares de la sección

Comentarios