La pesadilla de Mario Regueiro

El jugador uruguayo ha vivido situaciones personales muy complicadas y una deficiencia física podría alejarlo del fútbol

El futbolista uruguayo Mario Regueiro (35) está pasando por momentos muy complicados. Una serie de eventos desafortunados a nivel familiar sumados a inconvenientes físicos pueden forzar al jugador, actualmente en Racing de Avellaneda, a abandonar el fútbol.

Según publicó el diario Clarín este viernes, un "encadenamiento de hechos trágicos comenzó en octubre de 2011", haciendo referencia a la muerte de dos sobrinos de Regueiro, Álvaro Costa y Javier Regueiro, de 18 y 19 años, en un episodio confuso. Por si esto fuera poco, hacia fines de 2012 falleció una sobrina del futbolista en un accidente de tránsito. En agosto de 2013 la hermana de Regueiro, madre de la accidentada, se suicidó.

El jugador viajó a Montevideo y no pudo jugar el partido de ida por la Copa Sudamericana ante Lanús, informó Clarín. El medio argentino agregó: "Cuando arribó Carlos Ischia a Racing, tuvo una larga charla con el uruguayo. El (hoy) ex técnico lo notó afectado anímicamente por lo sucedido y lo autorizó a ausentarse de los entrenamientos otorgándole una semana de licencia para estar cerca de su familia".

Según indica el diario argentino, "una serie de estudios médicos arrojaron" que Regueiro "no está apto para el alto rendimiento deportivo".

El matutino porteño afirma que el médico del club, Javier Swiatlo, tiene conocimiento del asunto y que por eso no jugará este fin de semana.

La semana que viene el representante del futbolista, Ricardo Canals, se reunirá con dirigentes de Racing para analizar dos posibles opciones: que Regueiro vuelva a jugar en Uruguay o que se retire del fútbol.

"Es una situación muy compleja. Todos los escenarios son posibles. Veremos en estos días. Debo agradecerle a los dirigentes de Racing por cómo trataron el tema de Mario", afirmó Canals a Clarín.


Populares de la sección

Comentarios