La peor cara de los juveniles

Hace 39 campeonatos y 34 años que Uruguay no logra un título sudamericano, una pesada cuenta pendiente

Fue en la semana de Carnaval de 1981. A Uruguay todavía no había llegado la televisión color y, como sucede normalmente (y solo) en Uruguay, se paró todo el país para ver aquel partido del equipo dirigido por Aníbal Gutiérrez Ponce en la altura de Quito. Sí, todos a ver a la sub 20. Todos celebraban una goleada espectacular por 5-1 en el último partido ante Argentina con dos goles del Polilla Da Silva, uno de Francescoli, otro de Fito Barán y el último de Jorge Villazán.

Hasta allí, se habían disputado 10 Campeonatos Sudamericanos sub 20 y los celestes eran especialistas: habían conseguido siete títulos. Era una sana costumbre.

Pero todo cambió. No solo porque los televisores a color llegaron a estas tierras, y luego fueron sustituidos por los LCD o los SmartTV. En los últimos 34 años, Uruguay no pudo conseguir nunca más un Campeonato Sudamericano, no solo a nivel sub 20, sino tampoco en sub 17 ni en sub 15.

Después de aquella vuelta olímpica en Quito, se disputaron 39 campeonatos entre las tres categorías con campeones variados, pero Uruguay nunca pudo conseguir uno. Una cantidad importante de entrenadores –muchos de ellos de renombre– tampoco pudieron conseguir el objetivo al frente de las juveniles celestes.

Levantar la mira
Las causas pueden ser muchas, pero quizás una de las principales son los objetivos que se plantean a veces los propios técnicos para desdramatizar buscar un título.

Los entrenadores se lo inculcan a los futbolistas para quitarles presión. “El objetivo es clasificar al Mundial”, dijo el Vasco Ostolaza antes de viajar a Paraguay.

En ese mismo período, desde 1983 hasta ahora, además de Uruguay, los únicos países que no consiguieron títulos en ninguna categoría a nivel continental han sido Chile, Ecuador y Venezuela. Después todos ganaron, incluyendo Bolivia, que se llevó el sub 17 jugado en Perú en 1986. Los peruanos también dieron la vuelta olímpica en el último Sudamericano sub 15 de 2013 disputado en tierras bolivianas.

Brasil, hasta aquel 1981 en el que Uruguay se llevó el título en sub 20, solamente había ganado un título sudamericano y fue justo ante los celestes en 1974. De allí hasta hoy, los brasileños conquistaron 11 campeonatos en sub 20 contando el conseguido ayer, otros 10 en sub 17 y tres en sub 15: es decir, Brasil 24-Uruguay 0.

Argentina no solo consiguió siete títulos sudamericanos en ese lapso (cuatro en sub 20 y tres en sub 17), sino que fue campeón del mundo en sub 20 en cinco oportunidades distintas, mientras Brasil lo fue también otras cinco veces.

En estos 34 años, Uruguay llegó en cuatro ocasiones al segundo puesto en los Sudamericanos de 1983, 1992, 1999 y 2011. Ni siquiera se pudo cumplir con lo que se mantiene en la selección mayor: cada vez que organiza una Copa América, la celeste es campeona. Uruguay fue local en el sub 20 de 2003, dirigido por Polilla Da Silva, y terminó en la quinta posición, y este año como dueño de casa con Fabián Coito como DT fue tercero.

En cuanto a las sub 17 uruguayas, de 16 Campeonatos Sudamericanos disputados, en tres oportunidades llegaron al segundo puesto. Ese fue el listón más alto que consiguieron.

En sub 15, se jugaron seis torneos y la mejor posición fue un segundo puesto en Brasil 2007, con Fabián Coito como entrenador.

Las segundas fases
Uno de los puntos débiles de casi todas las últimas selecciones juveniles uruguayas ha sido la segunda fase. Uruguay arranca con todo, riega de sudor los campos de juego y clasifica –casi siempre– con luz. Sin embargo, a medida que pasan los días y los partidos se van sumando, el rendimiento físico empieza a mermar. Jugadores que han sido decisivos en la primera fase, prácticamente desaparecen cuando más tienen que aparecer.

“El futbolista uruguayo no está acostumbrado a jugar tan seguido y va siguiendo la seguidilla de partidos. Es un problema difícil de resolver –más allá de la edad de los jugadores– debido a que los calendarios uruguayos son tan cortos y con tan poca competencia”, dijo a El Observador un preparador físico que trabajó en selecciones juveniles, pero que prefirió el anonimato para no opinar sobre el trabajo de otros colegas.

Técnicos que no pudieron

La lista de entrenadores que no lograron el título de campeones sudamericanos dirigiendo a las selecciones sub 20 desde 1983 –primera vez que no se logró ganar– es larga y prestigiosa. De hecho, dirigiendo a mayores, muchos consiguieron vueltas olímpica con clubes y con Uruguay.

El de más renombre es el maestro Óscar Tabárez. El mismo año en que dirigió a Peñarol y lo sacó campeón de la Copa Libertadores de América (1987) fue entrenador de la sub 20 en el Sudamericano de Colombia. Con un buen equipo, los celestes apenas alcanzaron el cuarto puesto y no lograron clasificar al Mundial de Chile.

Aparte de Tabárez, en 1985, se apeló de nuevo a Aníbal Gutiérrez Ponce, el técnico campeón en Ecuador 81, pero tampoco pudo.

Gregorio Pérez se hizo cargo en 1988 y luego lo hicieron Juan José Duarte, Ángel Castelnoble, Víctor Púa, Jorge Da Silva, Gustavo Ferrín, Diego Aguirre, Juan Verzeri y Fabián Coito. Todos fracasaron en el intento de ser campeones con la sub 20 de Uruguay.

La cara buena
Hay un argumento como contrapartida a ese fracaso de resultados en Sudamericanos: muchos sostienen que el rol de las selecciones juveniles es formar jugadores para la mayor y en ese sentido, más que sudamericanos, el objetivo es clasificar a mundiales que den roce internacional a los jugadores.

Desde esa óptica la foja es más aceptable: de 1983 para acá Uruguay logró llegar dos veces a la final de los Mundiales de Malasia 1997 y Turquía 2013. Eso sí, lamentablemente para los intereses celestes, no se pudo conseguir el título. A su vez, se obtuvo un cuarto puesto en Nigeria 1999. Algo similar ocurrió con la sub 17 en la Copa del Mundo de México 2011, pero la vuelta olímpica la dieron los dueños de casa.

Además, Uruguay fue la única selección del mundo en clasificar a  siete de los últimos ocho Mundiales juveniles sub 20 y sub 17: Egipto 2009, Colombia 2011, Turquía 2013 y Nueva Zelanda 2015 en la categoría superior y Nigeria 2009, México 2011, Emiratos Árabes Unidos 2013 en la inferior. La última sub 17 cortó esa racha y fue la segunda del proceso Tabárez (la anterior fue en 2007) que no se metió en un Mundial.

Dónde poner el foco, si en las clasificaciones o en la sequía de títulos, es discutible. Lo cierto es que aún hay una inocultable –y nada menor– cuenta pendiente.

entrenadores sub20
Año    Técnico celeste
1983    José Etchegoyen
1985    Aníbal Gutiérrez Ponce
1987    Óscar Tabárez
1988    Gregorio Pérez
1991    Juan José Duarte
1992    Ángel Castelnoble
1997    Víctor Púa
1999    Víctor Púa
2001    Víctor Púa
2003    Jorge Da Silva
2005    Gustavo Ferrín
2007    Gustavo Ferrín
2009    Diego Aguirre
2011    Juan Verzeri
2013    Juan Verzeri
2015    Fabián Coito

entrenadores sub17
Año    Técnico celeste
1985    Norberto Álvarez
1986    Luis Romero
1988    Isabelino Barrios
1991    Jesús Rodríguez
1993    Rudy Rodríguez
1995    Víctor Púa
1997    Víctor Púa
1999    Víctor Púa
2001    Juan J. Rodríguez
2003    Jorge Da Silva
2005    Gustavo Ferrín
2007    Roland Marcenaro
2009    Roland Marcenaro
2011    Fabián Coito
2013    Fabián Coito
2015    Santiago Ostolaza


Populares de la sección

Comentarios