La pelota va a la casa de los jugadores

Arismendi y González debieron hacer el trámite, pero la falta de gerente en el club también fue un obstáculo

En general, los dirigentes de Nacional consultados por el procesamiento con 10 días de prisión domiciliaria a los jugadores Diego Arismendi e Ignacio González coinciden en que la responsabilidad mayor de haber omitido pedir autorización para salir del país fue de los futbolistas, quienes son los que están procesados por la Justicia después de la riña del clásico jugado en enero. El secretario técnico de la institución, Hernán Navascués, también recorre ese camino.

Javier Gomensoro, delegado del club en la AUF, dijo a El Observador que “la obligación del procesado es comunicar si cambia de domicilio y si sale del país debe solicitar autorización. Esas dos obligaciones no tienen que ver con el trabajo y en todo caso la vinculación que tienen con el abogado de confianza es instrumental. Le deben avisar para que actúe”.

Agregó que “este tema no le corresponde ni a los delegados ni a los dirigentes del club porque es un delito. Es una extralimitación que origina una investigación judicial”, y atacó también al sistema migratorio, “que debe tener los resguardos necesarios para que una persona que sale del país se constate en el aeropuerto que no puede salir”. Este punto fue aclarado por el fiscal Gustavo Zubía (ver página 5 del diario).

Pablo Durán, que fue el dirigente que viajó a España al frente de la delegación de Nacional y es además abogado laboral, señaló en Las Voces del Fútbol  que “los procesados fueron los jugadores y a ellos se les notifica la prohibición de salir del país. Ellos lo sabían”, pero también dijo que “no fueron procesados por acto privado, sino por un acto defendiendo la camiseta de Nacional, el club tenía claro el tema y ya habían pedido autorización anteriormente a través de las áreas administrativas internas”.

Aquí también coadyuvó que Nacional no tiene un gerente general desde que en abril de este año dejó su cargo Daniel Benedetti. Actualmente el club hace las gestiones para cubrir esa vacante.

Hernán Navascués, secretario técnico de Nacional, dijo que “Nacho González y Arismendi son mayores de edad, personas que viajaron en sus vacaciones sin necesidad de que el club les avisara” por tanto “la principal responsabililidad en este caso” es de ellos.

Mientras tanto, Alejandro Balbi calificó el error de “gravísimo” y agregó a El Observador que “no ganamos nada con decir de quién fue el error”.

La directiva tricolor se reúne hoy para tratar este polémico tema, mientras que el cuerpo técnico de Nacional armó circuitos de entrenamientos en los domicilios de los futbolistas.

 


Populares de la sección

Comentarios