La película del Loco Abreu

El regreso del ídolo al club es un tema prohibido entre los dirigentes, que públicamente dicen un cosa, pero en privado señalan que no volverá

Ese es un tema que maneja el presidente. Te pido que lo hables con Ache, no quiero ni meterme”, es la respuesta habitual que recibe el periodista cuando consulta a los dirigentes sobre Sebastián Abreu. Públicamente nadie se saca el casete: “Nacional respeta los contratos y si Abreu tiene contrato, se lo va a respetar”.

El lunes, uno de los dirigentes consultado off the record por El Observador, fue contundente: “Está descartado que Abreu juegue en Nacional. No está en los planes del técnico y vamos a buscar que no se presente a entrenar el 5 de enero”.

Entiende este miembro de la directiva que la sola presencia del  delantero en Los Céspedes podría desestabilizar la paz que hubo en el último semestre. Los periodistas intentarán la palabra del ídolo y Abreu no es una persona de perfil bajo. “Te pongo un ejemplo: Taborda prácticamente no jugó en el Apertura, pero se lo bancó, no habló, sabía cuál era su lugar en el grupo y dio una gran mano”, expresó la fuente.

En el programa partidario Pasión Tricolor, el presidente Eduardo Ache indicó hace unos días que “a Nacional le costó muchísimo lograr esta armonía y es lo que más debemos cuidar”, que Abreu “fue muy importante en una época del club y soy un convencido que es de los jugadores que tiene condiciones para ser técnico y enseñar. Es de las reservas que tiene el club el día de mañana”.

En todo esto hay una pregunta clave: ¿Tiene o no tiene contrato Abreu con Nacional? El futbolista arregló su llegada al club directamente con el presidente Eduardo Ache. De las gestiones participaron Jorge Chijane y Gerardo Rabajda como representantes.

En los primeros días de diciembre de 2012, dos periodistas de El Observador concurrieron al restaurante García para entrevistar a Ache en el marco de la campaña por las elecciones. La entrevista transcurrió en las mesas de la vereda, mientras en el interior lo esperaban Chijane y Rabajda para reunirse con él y cerrar la vinculación del goleador.

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, decir en ese momento que estaba encaminada la incorporación de Abreu, resultaba un golpe de efecto favorable a Ache, entonces opositor del oficialista José Fuentes. Así lo entendió Chijane, que el 17 de diciembre último habló sobre el tema en Las Voces del Fútbol: “En ese momento decir que traía a Abreu fue una condición importante para que el actual presidente de Nacional desequilibrara a la lista oficialista”.

Y agregó que “en el medio de la campaña, un connotado directivo de la oposición de Ache, me llamó para increparme cómo yo iba a traer a Abreu para identificarlo con Ache, que eso podía costar la elección”. El 8 de diciembre de 2012, Ache obtuvo en las elecciones siete de los 11 cargos en la directiva y el domingo 13 de enero de 2013 fue presentado Abreu en el Parque Central.

Ese día se informó que el contrato era por dos años con opción a un tercero. Y esa es la versión “que se maneja en directiva”, de acuerdo a uno de los dirigentes. Sin embargo, Abreu entiende que la vinculación fue por tres años, sin cláusula de rescisión.

Cuando El Observador consultó a Ache, éste dijo que “no hablaba de los contratos de los futbolistas”, pero agregó, “Abreu y yo sabemos cómo es el contrato”.

Chijane, en la entrevista mencionada anteriormente, señaló que el tema de Abreu “es muy escabroso, que a mi me duele mucho porque fui actor principal de esta lamentable novela que vive Sebastián”.

Álvaro Gutiérrez no confirmó si Abreu estará el próximo semestre en el club, pero aclaró: “Esas decisiones se toman por consenso entre dirigentes, gerencia deportiva y nosotros. Cada uno expone sus argumentos de porqué tiene que venir o porqué no. Después por consenso, analizando lo mejor para la institución, se toma la decisión”. La decisión, de acuerdo a lo que investigó El Observador, es que el 5 de enero Abreu no estará en Los Céspedes.


Populares de la sección

Comentarios