La pelea del siglo bajo la lupa

El promotor uruguayo Sampson Lewkowicz, quien introdujo a Pacquiao a EEUU, reveló cómo late Las Vegas antes del gran combate

Año 2001. Un abogado de San Francisco llamado Sydney Hall se comunica con un promotor de boxeo uruguayo radicado en Estados Unidos. Le envía un tape de un desconocido filipino llamado Manny Pacquiao. Poco después nace una leyenda. Y hoy, 14 años después, deberá afrontar su máximo desafío: Floyd Mayweather. El ring está servido: es la pelea del siglo.

Sampson Lewkowicz, nacido el 10 de enero de 1951 en el corazón del barrio Reus, es una piedra angular en esta historia. En 1970 se radicó en Nueva York. En 1997 se convirtió en matchmaker, concertador de peleas, promotor boxístico y en 2001 le abrió las puertas de Estados Unidos a Pacquiao.

“Antes de traerlo hice un research y me di cuenta que los filipinos que iban a Estados Unidos no andaban porque viajaban una semana antes de la pelea sin posibilidad de adaptarse al cambio horario o a la alimentación. A Pacquiao lo hice venir dos meses antes. Iba a pelear con Enrique Sánchez , pero como se lesionó tuvo que enfrentar al campeón (Lehlo) Ledwaba y le ganó”, recordó Lewkowicz a El Observador.

Así, el 23 de junio de 2001, en el MGM de Las Vegas, Pacquiao ganó el título mundial de los pesos gallos de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

El Pacman –dueño de un estilo agresivo, obsesionado por el nocáut– establecería después un récord sin igual en la historia del boxeo: ser campeón en ocho pesos distintos. A saber: mosca, supergallo, pluma, superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter.

“La primera vez que fui a Filipinas, bajé del avión y había una alfombra roja con pétalos de rosa y una banda de la marina tocando. Me corrí pensando que esperaban a alguna autoridad. Pero era para mí. Me reconocieron la oportunidad que le di a Pacquiao. Es un orgullo. Lástima que en Uruguay, por envidia, nunca me hayan hecho ningún reconocimiento”, dijo Lewkowicz, más conocido por estos lares por ser el promotor del argentino Sergio “Maravilla” Martínez.

Hoy, también en el MGM de Las Vegas, Pacquiao tendrá enfrente a un gran fenómeno: Mayweather. Estará en juego el título mundial de peso welter del Consejo Mundial, la Organización Mundial y la Asociación Mundial de Boxeo. Será a la hora 23 de Uruguay y se verá por Teledoce.

Cuando pasó al profesionalismo, tras ser medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, al estadounidense lo apodaron Pretty Boy (niño bonito) porque su notable técnica defensiva impedía que lo golpearan en el rostro y le dejaran marcas. Desde que se convirtió en un campeón de renombre y en empresario de sí mismo pasó a ser Money (dinero).

Ostentoso de los millones que posee –suele sacarse fotos con fajos de billetes, con su avión privado o con su flota de automóviles de lujo– y con una condena de tres meses cumplida en 2012 por violencia doméstica, Mayweather fue campeón en pesos superpluma, ligero, superligero, welter y superwelter, y tiene un récord imponente: 47 peleas, 47 victorias, 26 por KO.

“Dicen que el boxeo es un deporte que se muere, pero siempre nace una estrella. Y en estos tiempos es Mayweather. Por tipos como él, el boxeo será eterno”, dijo Lewkowicz, uno de los selectos seis promotores que trabaja con Team Money Team (TMT), el grupo promotor de Mayweather.

Agente libre desde 2007, el nacido en Michigan es dueño de sus contratos y entre 2009 y 2013 celebró una sola pelea por año con ganancias promediales de US$ 25 millones anuales.
En 2013, Mayweather –quien siempre se mantuvo fiel al Consejo Mundial y a la familia Sulaimán– dejó HBO y firmó con Showtime, cadena propiedad de CBS, por seis peleas a cambio de US$ 200 millones, el contrato más lucrativo en la historia del deporte.

Según Forbes, ha sido uno de los deportistas que más ingresos generó en los últimos años.
Gane o pierda hoy se llevará unos US$ 120 millones por la bolsa (contra los US$ 80 millones de Pacquiao).

Lewkowicz vive en Las Vegas hace 13 años y nunca vio a la ciudad tan convulsionada. “La hotelería está repleta, el tráfico insoportable y se llegó a revender una entrada a US$ 300 mil. La reventa es legal. En promedio ahora se están revendiendo entre
US$ 10 mil y US$ 30 mil”.

El MGM tiene aforo para 16.800 personas, pero como promotor, Lewkowicz verá la pelea desde el ring side.

¿Y cuál es su pronóstico? “Cuando Pacquiao perdió con (Juan Manuel “Dinamita”) Márquez predije que perdía por nocáut y que a (Timothy) Bradley le ganaba en polémico fallo dividido. Acerté. Ahora digo que va a ser una pelea muy pareja que se va a decidir en fallo dividido y muy polémico a favor de Mayweather. No va a haber nocáut”.

“Los dos llegan en una edad muy próxima al retiro, pero indudablemente la pelea va a ser muy excitante”, concluyó Lewkowicz. Que de esto sabe bastante.

El combate en cifras:

38 Años. Son los que tiene Mayweather, que debutó en el campo rentado el 11 de octubre de 1996. En 1998 ganó su primer título mundial, en la categoría superpluma (CMB), ante el mexicano Genaro Hernández.

36 Años. Debutó como profesional en 1995 en Filipinas tras una juventud agitada donde pasó hambre y vivió en la calle. En 2001 desembarcó en Estados Unidos.

47 Peleas. Money es el mejor boxeador libra por libra del momento y uno de los mejores (¿o el mejor?) de todos los tiempos. Disputó 47 combates y los ganó todos, 26 de ellos por nocáut. La semana pasada dijo que él era el mejor. Poco después Muhammad Alí tuiteó: “Remember, I am The Greatest” (“Recuerden, yo soy el Más Grande”).

8 Categorías. Tiene un récord inigualable: fue campeón en ocho categorías distintas, mientras que Mayweather ganó cintos en cinco categorías.

1 Sola vez. El 26 de mayo de 2001, Mayweather cayó a la lona por única vez en su carrera. Lo derribó el mexicano Carlos Hernández. Pero Money ganó por puntos en fallo unánime. Lo de Mayweather es el boxeo en su máxima expresión: pegar –a voluntad– sin dejarse golpear. Es un estilista de la defensa.

64 Peleas. Ganó 57, 38 de ellas por nocáut. Perdió cinco, al sufrir tres nocáuts, y empató dos. En diciembre de 2012, Dinamita Márquez lo noqueó y el mundo quedó con la sensación de que la carrera de Pacquiao entró en caída. Luego ganó tres combates por puntos.

300 Millones de dólares. Son los que recaudará la pelea por pey per view. Además, en los circuitos cerrados de la cadena MGM en que se exhibirá el combate se generarán ganancias por US$ 500 millones. Por esponsoreo se recaudó además US$ 50.000 millones.

2010 Reto fallido. A fines de 2009 ambos boxeadores le pusieron fecha al súper combate cuando ambos estaban en la cresta de la ola. Se pactó como fecha el 13 de marzo de 2010, pero en enero Mayweather le reclamó a Pacquiao controles antidopajes sanguíneos, lo que el filipino rechazó. Money puso en duda la transparencia deportiva de su rival, que lo llevó a juicio. Y la pelea se cayó.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios