La patada asesina

Kevin Mirallas le clavó los tapones a Luis Suárez y sigue en la cancha. Mirá cómo le quedó la rodilla.

Luis Suárez recibió una patada asesina de Kevin Mirallas, jugador de Everton, durante el encuentro que están jugando en el estadio Goodison Park, de Everton. Los tapones le quedaron marcados como dos agujeros de bala en la rodilla y sin embargo, el árbitro Phil Dowd apenas le mostró tarjeta amarilla al infractor.

Mirallas es un delantero belga de 26 años, descendiente de españoles. Antes de llegar a Everton jugó en Lille, Saint Etiene y Olympiacos. Disputó 22 partidos con la selección de su país. Mide 1,82 metros de altura y sigue en libertad, pese a la agresión a Suárez.


Populares de la sección

Comentarios