La partida de Latorre tendrá un final feliz

Tras la polémica, Daniel Fonseca le dijo a los mirasoles que respetará sus derechos económicos por el jugador y el club no perderá dinero

Peñarol y el representante de Gonzalo Latorre, Daniel Fonseca, volvieron a conversar luego de la polémica generada tras la partida del futbolista y tuvieron “enormes avances” para que el representante le reconozca al club el porcentaje que le corresponde legalmente por los derechos de formación, informaron a El Observador.

“Hubo enormes avances sobre el tema de los derechos económicos del jugador. El representante asumió los compromisos que corresponden en estos casos. Todas las partes lo que quieren es lo mejor para el chico, que quiere ganarse un espacio en la selección juvenil”, dijo una alta fuente del club a Peñarol.

Luego de la polémica generada por la nota de El Observador, Fonseca se comunicó con el vicepresidente Walter Pereyra, con quien negoció durante 2014 para lograr la renovación y le dijo que todo se mantenía según lo pactado.

El jugador ya no tiene contrato y firmó su vínculo con Atenas por los próximos seis meses, pero ello no quita que se puedan negociar los derechos económicos.

“Fonseca dijo que por el cariño que tiene con Juan Pedro (Damiani) quiere cerrar este tema bien y no perjudicar a Peñarol”, dijo la fuente consultada.

La situación marca que como no se concretó una transferencia de un club a otro, no hay un porcentaje establecido. En Peñarol se espera que Fonseca se maneje con los porcentajes de estilo, y según las fuentes el empresario accedió.

Es decir, que si Latorre se va a jugar a Cruzeiro –donde las redes sociales del club ya le dieron la bienvenida- o a cualquier otro equipo del exterior, el porcentaje habitual es de un 60% para el club, un 20% para los representantes y el restante 20% para el futbolista. Esos porcentajes suelen tener modificaciones según el tipo de acuerdo con el jugador, entre los clubes, el monto del pase y la cantidad de representantes que participan de la operación, por lo que los porcentajes finales se aconodaran a ello.

Bajo ese criterio Peñarol espera que se resuelva el conflicto por la salida de un juvenil como Latorre que participó en todas las selecciones juveniles (sub 15, sub 17 y sub 20) y que deja el club mirasol sin un dinero claro.

Desde Peñarol hubo sorpresa por la postura de Latorre de querer abandonar el club y esgrimen que el motivo era la falta de minutos en Primera División. De hecho nunca se llegó a hablar de dinero, y de haber llegado a ese punto se le hubiese ofrecido el contrato base que se le hace a los jugadores recién ascendidos.

Latorre formó parte de un grupo selectivo que trabajó bajo las ordenes de Jorge Fossati para adquirir experiencia con el plantel principal y con el objetivo de insertarlos de lleno en el grupo definitivo a partir de junio.

En esa camada se encontraban también Nahitan Nandez, Fabrizio Buschiazzo, Octavio Colo, Agustín Barán y Facundo Rodríguez.

La idea de Peñarol es formar un equipo con pocos referentes y un grupo de juveniles a partir de junio para pelear el próximo Campeonato Uruguayo, pero las ganas de Latorre de sumar minutos en Primera para tener mayores chances de ir al Mundial agotaron los caminos para su continuidad.

En Peñarol hay tranquilidad porque reconocen el aprecio y el respeto con Daniel Fonseca y consideran que el entorno del futbolista es propicio para llegar a un acuerdo.

“Fonseca nos llamó todos los días. Ha visto alguna preocupación en la prensa y se preocupó. Yo lo considero solucionado. Latorre es un gran chico y quiere mucho al club”, afirmó la fuente consultada.l


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios