La paradoja de Suárez: graves sanciones pero solo dos rojas en 10 años

El astro del Barcelona tiene un índice de tarjetas amarillas más propio de un defensa que de un delantero

Luis Suárez vuelve a estar en el centro de la polémica del fútbol más importante del mundo por el incidente que protagonizó ante los jugadores de Espanyol el pasado miércoles, tras el triunfo de su equipo, Barcelona, por 4-1 en el marco de la Copa del Rey de España. La sanción que le cayó: dos partidos a disputarse en la misma Copa del Rey.

El diario El País de Madrid indica una curiosidad del futbolista: si bien ha tenido varios castigos por actos de indisciplina, en la cancha solo ha visto dos tarjetas rojas en los últimos diez años.

El uruguayo fue expulsado en un partido de la Supercopa holandesa de 2010 por doble amarilla y la otra, también en ese año, en el Mundial de Sudáfrica, en su recordada acción al "atajar" la pelota con la mano en la línea en el partido contra Ghana.

La temporada en la que recibió más amarillas fue en la 2012-2013, cuando jugaba para Liverpool y vio 10 cartulinas de ese color, señala El País de Madrid.

El matutino destaca también que Suárez tiene un promedio de 0,2 tarjetas amarillas por encuentro, números más propios de un defensa que de un delantero: Mascherano, por ejemplo, promedia 0,23 y Messi 0,08.

A la hora de hablar de sanciones, ahí sí se engrosan los números del "pistolero": recibió siete partidos por morder a Bakkal cuando jugaba en Ajax; ocho por el incidente de insultos racistas contra Evra en el Liverpool; 10 partidos por morder a Ivanovic; más el castigo por su tercer mordisco, en este caso a Chiellini, por el que estuvo suspendido cuatro meses y nueve partidos con la selección uruguaya.


Populares de la sección