La otra revolución de Chávez

Desde que asumió el poder de Venezuela en 1999 el deporte de aquel país comenzó a cosechar éxitos, el mayor de los cuales lo obtuvo Ruben Limardo en Londres 2012

"Mi presidente donde quieras que estés siempre estaré orgulloso de usted. Gracias por apoyarme a lograr el gran sueño olímpico”. Con estas palabras, Ruben Limardo despidió a Hugo Chávez el día de su muerte.

Limardo ganó en los Juegos Olímpicos de Londres, en la modalidad espada de esgrima, la primera medalla de oro para Venezuela en 40 años.

El polémico mandatario, que gobernaba Venezuela desde 1999, tendrá en sus deportistas a acérrimos defensores de su memoria.

Es que Chávez implantó en su país un modelo de desarrollo deportivo al estilo de Cuba y logró convertir a Venezuela en una potencia competitiva.

En su historial, Venezuela ganó 12 medallas olímpicas (apenas dos más que Uruguay) y cuatro de ellas fueron ganadas durante el chavismo.

Óscar Gadea, entrenador de atletismo y disertante de la Federación Mundial de ese deporte, contó a El Observador que hace cinco años estuvo en el país.

“El gran cambio que tuvo el deporte de Venezuela se explica en tres factores: masificación deportiva, investigación científica e intercambio con extranjeros”.

“Venezuela tiene dos deportes con tradición: el béisbol y el boxeo. Por eso se trabajó en masificar a los deportes de modo tal de ampliar la base de su pirámide deportiva”, contó Gadea.

En 2004 se creó el Centro Nacional de Ciencias Aplicadas al Deporte.

Este y otros institutos sirven como apoyo a los grupos de atletas con estudios biomédicos y de biomecánica.

“Por último trabajan el intercambio con extranjeros en una forma diferente a la que lo hacen los cubanos. Los intercambios no son pasivos sino activos, no solo reciben entrenadores sino que mandan los suyos al extranjero y los períodos de entrenamientos no son muy largos”, explicó Gadea.

Apuestas concretas
Si bien Venezuela apostó a competir en una amplísima base de deportes, se enfocó en un puñado de disciplinas de cara a los Juegos Olímpicos.

Taekwondo, esgrima, atletismo, natación y ciclismo fueron los cinco deportes a los que se apuntó en forma principal.

El entrenador uruguayo de hándbol, Gonzalo Peluffo, abrió sus ojos llenos de asombro cuando en 2010 le tocó enfrentar a Venezuela en un Panamericano juvenil.
 
“A nosotros nos costó años conformar una selección con esos tamaños y todavía no lo hemos logrado”, contó entonces a El Observador. La talla de los venezolanos era imponente. Pero técnicamente les faltaba porque recién empezaban. Uruguay les ganó en la hora por un gol. En el vestuario uno de los jugadores bromeó mientras posaban: “Mandale esa foto a Chávez”, dijo.

En fútbol, la vinotinto es la selección de mayor crecimiento de los últimos años. De ser la selección más goleada pasó a ser una de las que pelean por los cupos mundialistas en Eliminatorias.

Además, la sub 20 se clasificó por primera vez en su historia a un mundial: Egipto 2009.

Otro hecho histórico se generó con la participación de Pastor Maldonado en el Mundial de Fórmula 1. Petróleos de Venezuela SA invirtió US$ 46 millones para que sea piloto de Williams donde el año pasado ganó el GP de España. Terminó 12º en la temporada.

“Presidente Chávez gracias por creer en nosotros los deportistas cuando muy pocos lo hicieron, gracias por su ejemplo de amor a nuestro país”, expresó el automovilista de la GP2 Series Rodolfo “Speedy” González. Los deportistas veneran la era Chávez. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios