La odisea de 13 horas que dejó a Maisonnave afuera del Dakar

El uruguayo no pudo largar este martes luego de romper una rueda, quedar varado en las dunas y que a su moto se la llevara el “rastrillo” de la organización

La primera experiencia del piloto uruguayo Alejo Maisonnave en el Rally Dakar se terminó abruptamente este martes luego de que viviera una verdadera odisea este lunes al estar 13 horas y media varado entre las dunas al romper su moto KTM, tener fallas en el sistema de comunicación.

"Fue un día complicado”, narró al contar todo lo que tuvo que pasar el lunes, en la segunda jornada de la carrera. “Enlace de 300km, Especial de 350km y enlace final de 60km. A las 11:30, en el kilómetro 255 de la Especial me "como" un barranco de arena y rompí la rueda delantera”, agregó.

Ahí comenzó su calvario. “Estuve horas para salir de las dunas caminando y en camioneta, además tenía señal de a ratos en mi celular y se me complicaba para llamar a los mecánicos Al final pude conseguir la rueda de repuesto, pero llegué a donde estaba la moto a las 19:30. Arreglar todo y arrancar otra vez”, indicó.

“La organización ya estaba avisando al rastrillo porque habían encontrado la moto abandonada. Los pude convencer que me dejaran seguir. Terminé de poner la rueda a las 21:00 y arranqué los últimos 100 km. de dunas en la nochecita”, agregó Maisonnave.

Pero su “día complicado” seguía. “En la mitad se me cortó la corriente, debe ser problemas de la caída. Traté de arreglar, pero no pude. Ya se había hecho de noche y no tenía cómo hacer puente”, relató.

“Chori y agua”

La odisea de Maisonnave continuó, ya iban 12 horas de la rotura de la rueda. “Caminé un rato por las huellas para atrás y me encontré unos mendocinos en camioneta en un valle de las dunas. Me sacaron de ahí, me convidaron "chori" y muuucha agua. Llegué al campamento a la 01.00 de la mañana (de este martes)”.

Este miércoles, cuando fue a largar, la organización le comunicó que estaba fuera de competencia. “Lamentablemente hasta acá llegué. Hoy no me dejan largar porque la moto la levantan con el rastrillo, son las reglas”, contó el piloto.

“Lo malo es que a la primera distracción el error es muy caro, por suerte esta vez fue la moto y no yo. Quería agradecer a todas las personas y a las empresas que me ayudaron. Lamento decepcionarlos. Mi objetivo era llegar pero no lo hice. A tomar fuerza para la revancha”, concluyó Maisonnave.


Populares de la sección

Comentarios