La nueva reina de las alturas

Basquetbolista hasta 2004, Jennifer Suhr despojó a Yelena Isinbayeva de uno de sus récords de salto con garrocha

Yelena Isinbayeva es la atleta más carismática y laureada del siglo XXI. Sin embargo, desde 2009 su carrera ha sufrido un declive y la estadounidense Jennifer Suhr  está sumando méritos para tomar su reinado en el salto con garrocha.

Suhr, de 31 años, ganó el año pasado la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Londres donde Isinbayeva, que tiene 30, fue bronce detrás de la cubana Yarisley Silva.

El domingo, la estadounidense nacida en Nueva York, sumó otra conquista en el reino de la rusa Yelena: le arrebató el récord mundial en pista cubierta al saltar en 5,02 metros en Albuquerque.

Suhr se aseguró con un 4,80 m el título nacional indoor y con 4,90 batió el récord de Estados Unidos. A continuación atacó el récord mundial y por quinta vez superó el listón en su primer intento. Por último, falló en 5,07 m.

El récord bajo techo estaba en poder de Isinbayeva desde el 23 de febrero de 2012, en Estocolmo.

Con tres medallas olímpicas, siete títulos del mundo (bajo techo y al aire libre) y 28 récords mundiales, la dimensión de la figura de Isinbayeva no tiene par en el mundo del atletismo femenino.

Sin embargo, su rendimiento decayó bastante en las últimas tres temporadas, sobre todo a partir del Mundial de Berlín de 2009 cuando realizó tres intentos nulos.

Antes de ese Mundial, en una prueba disputada en Zúrich, dejó fijado el récord del mundo al aire libre en 5,06 m, superando el brillante 5,05 m de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Desde entonces solo logró un récord más a su lista: el de Estocolmo, el cual batió ayer Suhr.

La estadounidense era todavía una jugadora de básquetbol universitario cuando Isinbayeva conquistaba en Atenas 2004 su primera medalla dorada olímpica. 

Antes del básquetbol, probó con el sóftbol, el golf, el fútbol y fue campeona estatal de pentatlón en el año 2000.

Promedió 24 puntos y seis rebotes (mide 1,83 metros) en la temporada universitaria 2003-2004 cuando el entrenador de garrocha Rick Suhr le echó el ojo.

En el más amplio sentido de la  palabra ya que en 2010 se casaron y Jenn Stuczynski pasó a ser Suhr de apellido.

Al tener una vasta base deportiva a Suhr, garrocha en mano, no le costó destacarse.

En Beijing 2008 fue medalla de plata y unos meses antes logró su único podio en mundiales: plata en Valencia, bajo techo. Estos mundiales se disputan los años pares mientras que los impares se desarrollan los torneos al aire libre.

Este año el Mundial se llevará a cabo en Moscú entre el 10 y 18 de agosto.

La batalla entre Suhr e Isinbayeva será uno de los mayores atractivos teniendo en cuenta que la estadounidense fue décima en Osaka 2007, estuvo fuera de Berlín 2009 por lesión y fue cuarta en Daegu 2011, por lo que tiene una cuenta pendiente en la materia.

Isinbayeva, por su parte, sumó a su fracaso en 2009 un cuarto puesto en 2011 aunque el año pasado se coronó en pista cubierta en el Mundial de Estambul tras ser cuarta en Doha 2010.

Habrá fuego en cada uno de los duelos que las enfrente.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios