La nueva era del Seven de Punta del Este

Old Boys apuesta por segundo año consecutivo al Polo Club, un ambiente diferente al Campus

Acorde a un año históricamente intenso, el rugby uruguayo finaliza su actividad 2015 en el último fin de semana del calendario. Y lo hará con uno de los torneos más importantes: el Seven de Punta del Este que organiza Old Boys el sábado 26 y domingo 27, en la segunda edición de su versión más "relajada", fuera del Campus y más cerca de la playa.

Lejos están las épocas de aquellos sevens en el que participaban las principales potencias del mundo. La modalidad se transformó, apareció un Circuito Mundial que acaparó a las figuras. Punta siguió luchando para tener la mejor lista de equipos posibles, aunque cada vez fue más difícil traer selecciones nacionales y llenar el Campus, además de que los costos se volvieron prohibitivos.

Entonces, Old Boys tomó una decisión valiente: adaptar el torneo a la nueva realidad del rugby mundial y reforzar aquello que, por tener grandes equipos y jugar en un gran estadio como el Campus, a veces se veía resentido: el espíritu y la cercanía de un club. Por eso, a fines del año pasado se eligió el Punta del Este Polo Club (kilómetro 172 de la ruta 10). Y ahora se va por su segunda edición.

"El lugar fue un éxito el año pasado y quedamos muy contentos. Salimos a buscar otros lugares porque el Campus estaba utilizado por el Sudamericano sub 20. La otra opción era hacerlo en Montevideo, pero perdía la magia, y hasta pensamos la opción de no hacerlo. Pero nos encontramos con este lugar que es paradisíaco", explicó a Referí Daniel Sapelli, director del torneo.

"Es un entorno familiar, estamos todos, algo que no pasaba en el Campus donde estábamos separados jugadores y público. La gente va de chancletas, directo de la playa", agrega el directivo azulgrana.

La decisión no fue fácil, pero un año después Old Boys está convencido de la nueva dirección y apuesta por segundo año consecutivo al Punta del Este Polo Club. "En la interna hubo una discusión de que podía bajar el nivel, de que no fuera cualquier cosa. Por eso mantenemos el equipo que ha estado hace 27 años organizando la parte deportiva", agrega Sapelli.

"No renegamos de la historia del Seven y estamos agradecidos al Campus y a la Intendencia, que tanto nos ha apoyado. La historia del club y del Seven de Punta del Este está ahí. En cualquier momento volvemos", promete el directivo.

En esta edición participarán 18 clubes y selecciones de la región. Estarán Los Teros VII uruguayos junto a Chile. Se trata de las dos selecciones que junto a Brasil pelean el segundo lugar de Sudamérica. También vendrá la selección provincial de Entre Ríos, y varios clubes de Uruguay y Argentina mientras que se están por confirmar otros equipos argentinos y hay algunos uruguayos en lista de espera (ver cuadro).

La competencia será televisada por Directv en las instancias finales de ambos días, desde las 18 y hasta el final de la jornada. Además del rugby, esta edición tendrá la novedad de un torneo de fútbol femenino, como forma de juntar a la familia. El seven del mundo cambió, y Old Boys se adaptó. l

Cambios en Los Teros
Los Teros Seven llegan con cambios de magnitud: el nuevo Herad Coach será el argentino Diego Rodríguez, que sustituye a Luis Pedro Achard. El histórico entrenador del reducido uruguayo –campeón sudamericano en 2012- se alejó de la URU luego de siete años. En un principio se le había ofrecido el cargo de Director general del Seven, aunque ambas pares no llegaron a un acuerdo y terminó renunciando.

Rodríguez había llegado en 2013 para colaborar con Achard, y su cargo era financiado por el programa Solidaridad Olímpica del Comité Olímpico. De hecho, con dos cuartos puestos consecutivos en los Panamericanos, el rugby es una de las mayores apuestas uruguayas entre los deportes de equipo.

Para el seven uruguayos e trata del año más importante de su historia, en el que buscará la clasificación a los Juegos Olímpicos, en la primera vez que la modalidad será deporte olímpico.

Uruguay, que fue vicecampeón sudamericano detrás de Argentina y por eso no pudo acceder directo a Río, participará de un repechaje final con otros 16 países, que pelearán por el boleto 12 al torneo masculino. Además de Los Teros jugarán ese torneo Chile por Sudamérica, Canadá y México por Norte y Centroamérica, España, Irlanda, Rusia y Alemania por Europa, Hong Kong, Corea del Suer y Sri Lanka por Asia, Marruecos, Túnez y Zimbabwe por África y Tonga y Sama por Oceanía.

En el camino hacia eso, la temporada de verano es clave, ya que los torneo de Viña del Mar clasificará, como ocurre cada año, a dos equipos a jugar la Qualy de Hong Kong, en busca de clasificar por un año el Circuito Mundial de la especialidad.

Rodríguez nominó el martes la lista para la temporada, que incluye algunas novedades importantes, como la vuelta de Alejo Paerra tras cuatro años, además de algunos actuales referentes como el capitán Gabriel Puig, Juan Diego Ormaechea y Guiillermo Lijstenstein, y varios jugadores que se han destacado en la temporada local.

El objetivo de la URU para el Seven en los próximos cuatro años es separarlo del XV, de manera que desarrolle sus propios planes y no compitan por los jugadores. Además se piensa que l el Centro de formación de la URU –que será dirigido por el exHead Coach Pablo Lemoine- identifique los mejores perfiles de jugadores jóvenes de XV y VII, y los envíe a esos seleccionados.

Populares de la sección